Archivo del sitio

En Cualac la Policía Ciudadana es necesaria y se coordina con las autoridades, dice el síndico

El síndico procurador del municipio de Cualac, Alberto Ventura Bello, dijo que en su municipio hay coordinación con la Policía Ciudadana y Popular  que opera en su demarcación “ahí se necesitan y no chocamos”, resaltó.
El síndico relató que acudió al levantamiento de los dos cuerpos de los olinaltecos el 13 de agosto porque era su jurisdicción y que al saber la identidad de los occisos buscó a Patrón Jiménez sin tener respuesta y en el Ayuntamiento le dijeron que estaba en reunión en Tlapa, por lo que  acompañó en las diligencias al agente de Ministerio Público de Huamuxtitlán “se llevaron todo y cuando salieron quedaron fuera de mi jurisdicción”, dijo.
Se le dijo que si estaba de acuerdo con la desaparición de estos grupos y que en su municipio funciona uno y respondió que no porque en Cualac son necesarias las policías ciudadanas y se coordinan para los trabajos de seguridad con las autoridades municipales.
Agregó “como grupo de síndicos vamos juntos en algunas cosas y en el caso de la Policía Comunitaria en nuestro municipio tienen el respaldo de la ciudadanía ya que fueron electos en asambleas de la comunidad, lo malo es cuando no todos lo aceptan”, dijo.
Mencionó que en Cualac hay un Consejo Ciudadano de Seguridad compuesto por gente honorable de la comunidad que han desempeñado algún cargo y que se coordinan bajo su mando.
Comentó que el desacuerdo con las policías comunitarias en otros lugares son porque no todos están de acuerdo, como en Olinalá, pero que no podía abundar más porque desconoce la vida interna del municipio. (Carmen González Benicio / Tlapa).

Anuncios

Intentan linchar al alcalde en Huamuxtitlán luego de balaceras entre sicarios el sábado

...protección a delincuentes.

Luego de que la tarde del sábado ocurrieran levantones y balaceras entre sicarios, en el tramo de Xochihuehuetlán a Huamuxtitlán, en las que hubo detenidos, agentes ministeriales lesionados y miembros de la campaña del PRI retenidos, ayer Juan Carlos Merino González, ex director de Seguridad Pública de Huamuxtitlán y alcalde suplente por el PRD, fue golpeado por varios hombres que lo dejaron inconsciente y en ropa interior frente al Ayuntamiento.

Entre gritos de personas que pedían colgarlo porque aseguraban que Merino González protege a delincuentes, sus familiares y cercanos evitaron el intento de linchamiento y pedían que les permitieran llevarlo al hospital. La gente alrededor del mediodía decidió acercar a Merino González a la sombra, pero permaneció hasta la noche de ayer en la plaza.

En la carretera Tlapa-Puebla, en diversos segmentos de la carretera hasta el municipio de Xochihuehuetlán, hubo vehículos quemados y abandonados.

Las instalaciones de la Policía Ministerial en Huamuxtitlán fueron quemadas, además de registrarse daños en nueve vehículos, entre ellos dos de la Policía Ministerial y dos de la Policía Municipal de Huamuxtitlán.

Timoteo Domínguez Maldonado, candidato del PRI a la alcaldía de Huamuxtitlán, entrevistado en su casa de campaña, señaló que el sábado después de una reunión de estructura en la cabecera se dirigió a un acto en la comunidad de Jilotepec, al cual llegarían policías municipales con sus armas en alerta.

Domínguez Maldonado, quien aseguró que no había sido levantado como se había difundido, dijo que una persona de su campaña le indicó que observó en la carretera a un hombre tirado y una camioneta cerca.

Después de regresar a la comunidad de Jilotepec y avanzar hacía Huamuxtitlán sus colaboradores se encontraron con Luis Fernando Sánchez y un ex presidente municipal, que les dijeron que habían sido levantados y golpeados.

Situación similar le ocurrió a su maestro de ceremonias, quien fue tirado en los límites de Guerrero con Puebla, sin antes decirle: “No se metan con los amarillos, si los rojos quieren guerra, guerra habrá”.

A decir del aspirante, tres camionetas con gente de su campaña fueron robadas y sus tripulantes retenidos varias horas.

También fue levantado el sábado, varias horas, el hijo de un empresario mientras tiraba la basura, ya que los delincuentes también dejaron a otro secuestrado en el basurero.

Aunque el joven fue puesto en libertad, un grupo de la policía ciudadana, formada en la cabecera municipal, siguió al automóvil negro que había recogido a la víctima y que se volteó en una curva.

Al ver esto, los tripulantes del automóvil negro se regresaron y balearon la camioneta hasta que llegaron agentes municipales de Xochihuehuetlán que respondieron a los disparos.

Horas después, uno de los agresores fue detenido y el automóvil fue removido por policías estatales el domingo por la tarde.

Domínguez Maldonado indicó que no hubo funcionamiento de telefonía celular durante dos horas en la cabecera de Huamuxtitlán, algo que le pareció extraño, así como los levantones que afectaron a gente de su campaña.

Detalló que a policías municipales, pobladores y la Policía Ciudadana les arrancaron las camisas y los desarmaron.

Por otra parte, ocurrió algo similar a los policías ministeriales, de los cuales se conoció que tres de ellos están hospitalizados, al haber acompañado al presidente municipal y encontrarse credenciales de ellos en el automóvil de los delincuentes.

De las lesiones del candidato suplente de la coalición Huamuxtitlán nos Une y un locutor de radio, el aspirante señaló que iban en la camioneta que perseguía al automóvil negro de los delincuentes.

Por su parte, Víctor Echeverría, vocero de la coalición Huamuxtitlán nos Une, indicó en conferencia de prensa que se trató de una oleada de eventos de la delincuencia organizada, en la que fueron levantadas varias personas que fueron liberadas después, pero cuyas camionetas fueron robadas, incluida una con propaganda del candidato del Partido del Trabajo a la alcaldía de Tlapa, Victoriano Wences Real.

Precisó que en el municipio de Cualac, la gente se amotinó y logró recuperar dos camionetas y detener a dos delincuentes.

Refirió que el candidato suplente de su coalición estaba gravemente herido con disparo de alto calibre, además de que resultó herido el conductor de una radiodifusora local, Bartolo Guzmán.

En referencia al alcalde suplente, Echeverría declaró que al estar en la búsqueda de los levantados, un Comité Ciudadano, del cual en su mayoría es gente de filiación priísta, lo detuvieron y golpearon e intentando colgarlo.

El representante refutó que a diferencia de Cualac y Xochihuehuetlán, donde no se politizó el problema, en Huamuxtitlán se trata de demeritar el proceso electoral al incluirse acusaciones contra la alcaldesa con licencia y candidata a una diputación plurinominal, Soledad Romero Espinal, por ello el representante exhortó a los partidos a pronunciarse por la civilidad y no aprovechar el momento y a las autoridades esclarecer los hechos.

Por su parte, la titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Martha Elva Garzón, y el secretario de Seguridad Pública de Guerrero, Guillermo Jiménez Padilla, llegaron a Huamuxtitlán a las 6 de la tarde e hicieron un recorrido por las oficinas de la PIM que fueron quemadas, donde instalaron un Ministerio Público móvil frente al Ayuntamiento y dialogaron con un grupo de ciudadanos mientras decenas más observaban.

También estuvieron como observadores Ramón Navarrete Magdaleno, en representación del presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos. Juan Alarcón y el director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera, lo cual aprovechó Garzón para solicitar por humanidad a los inconformes que dejaran que se llevara al alcalde suplente al hospital y ofreció que éste sería resguardado por militares e investigado conforme a la ley. Con cierto descontento la gente aceptó.

A las 9 de la noche, en breve entrevista, la procuradora dijo que se sentía bien de que el pueblo haya respetado los derechos humanos del funcionario, y que dejaba a los medios hablar sobre lo ocurrido.

Respecto a la quema de instalaciones y patrullas aseguró que se investigará y se actuará conforme a la ley lo establece contra quienes provocaron los incendios.

Refirió por último que habría cambios en la PGJEG en Tlapa, Huamuxtitlán y Chilapa.

Después de que se logró que el alcalde suplente fuera llevado al hospital porque había gente que se negaba, una mujer se acercó a la procuradora para informarle que agentes del MP de Chuautla en Puebla le estaban exigiendo 6 mil pesos para la grúa que transportaría un vehículo que fue robado durante los hechos violentos que no tuvieron hasta la fecha saldo de muertos.

Lo que el pueblo demanda

Luego de la rápida mesa de negociación se pidió a ciudadanos expresar su sentir de los hechos.

Allí Cristóbal Rendón Escamilla, seguido por otra mujer, dijeron que piden a las autoridades seguridad para los ciudadanos, investigar a quien resulte responsable de los ilícitos cometidos y a los partidos políticos no tomar en cuenta para la diputación plurinominal a la alcaldesa con licencia, la perredista Soledad Romero Espinal, y que cualquier atropello contra ciudadanos sería su responsabilidad.

En la bocina del pueblo se comunicó que no habría clases en las escuelas.

Por la tarde del domingo, al acudir reporteros al Ayuntamiento, donde se encontraba el alcalde golpeado, uno de los pobladores, al parecer ya designado a la tarea, al sacar éste reportero su celular para leer un mensaje gritó que dejará el lugar si no me madrearían y me arrastrarían por andar haciendo pendejadas, y aunque me retiraron el celular me fue devuelto, ante lo cual me retiré del Ayuntamiento de Huamuxtitlán donde se encontraba reunida gente de varios pueblos enfurecida.

Los militares se mantuvieron resguardando las instalaciones policiacas del Ayuntamiento, después de la visita de los funcionarios estatales.

Se escuchó que al parecer policías habían violado a una menor, sin embargo no se pudo corroborar esta acusación.

En Cualac, la gente y policías estatales lograron la captura de dos hombres que participaron en la jornada violenta.

En la calle Cuauhtémoc, de Huamuxtitlán, estaba una camioneta volteada de la Policía municipal y más adelante aún salía humo de las oficinas de la coordinación de zona de la Policía Ministerial adscrita a la PGJE, la cual fue quemada. A lado estaba otro automóvil Tsuru dañado y con los vidrios rotos.

A lo largo del tramo de carretera Xochihuehuetlán rumbo a Huamuxtitlán, aproximadamente con 20 impactos de bala cerca de puente El Encajonado, estuvo un vehículo negro que se llevaron policías estatales rumbo a Xochihuehuetlán.

Durante el recorrido se observó a dos vehículos negros sin placas y una motocicleta de vista que andaban por la carretera.

No se vio presencia de la Policía Federal y un conductor aseguró que observó el sábado un auto deportivo con sujetos rapados, vestidos de negro y armas largas dentro del mismo.

Resultaron dañados al menos ocho vehículos incluidas dos camionetas de la policía Preventiva y dos de la Ministerial.

 

Sergio Ferrer

Huamuxtitlán

 

Guerrero condena por segunda vez a mujer por abortar

A pesar de que el estado de Guerrero no ha reformado sus leyes locales para “proteger la vida desde la concepción-fecundación”, ni limitar o eliminar las causales para la interrupción legal del embarazo (ILE), su sistema penal ratificó una condena de prisión contra una mujer indígena que sufrió un aborto espontáneo.

Y es que por segunda ocasión, el juzgado del municipio de Huamuxtitlan, dictó auto de formal prisión contra Virginia, indígena náhuatl que desde hace tres años permanece en la cárcel acusada de homicidio en razón de parentesco tras sufrir un aborto espontáneo durante el tercer trimestre de gestación.

Verónica Cruz, coordinadora de la organización guanajuatense Las Libres, dijo a Cimacnoticias que la acusación contra Virginia “no tiene sostén jurídico, y es un ejemplo de la falta de justicia para las mujeres, agravada por ser pobres e indígenas”.

Con el auto de formal prisión, tras permanecer tres años encarcelada sin recibir sentencia, la indígena náhuatl es víctima por segunda vez de la “deshumanización de las autoridades” guerrerenses, las cuales hasta ahora han sido incapaces de actuar ante una “injusticia evidente”, denunció la activista.

 

CONTRADICCIONES JURÍDICAS

En abril de 2006 Virginia sufrió una caída en su casa que no le permitió levantarse. Varias horas después fue trasladada a un hospital en Puebla, donde los médicos la denunciaron ante el Ministerio Público (MP) por supuestamente inducirse un aborto, ya que su útero presentaba desgarres.

Sin orden judicial, las autoridades catearon la casa de la guerrerense y encontraron rastros de que la indígena tuvo una hemorragia; hallaron al producto sin lesiones, pero no la evidencia sobre la causa de su muerte. Al feto no se le practicó la necropsia para conocer el por qué del deceso.

A pesar de ello, el MP inició la averiguación contra Virginia por el delito de homicidio en razón de parentesco, sin proporcionarle un traductor y un defensor que conozca su cultura y costumbres, ya que ella sólo habla y entiende su lengua.

En contraste con los 17 estados del país que desde 2008 reformaron sus constituciones locales para “proteger la vida desde la concepción-fecundación”, Guerrero no tiene una modificación en ese sentido y mantiene en su Código Penal causales para el aborto legal.

Entre ellas está cuando el aborto sea espontáneo, sea resultado de una violación sexual o una inseminación artificial no consentida, y cuando el producto tenga malformaciones genéticas o congénitas.

Entre 2010 y 2011, en estados como Guanajuato y Baja California –donde se aplicaron las contrarreformas constitucionales– fueron encarceladas decenas de mujeres que sufrieron abortos espontáneos y a quienes –al igual que a Virginia– se les acusó de “homicidio en razón de parentesco”.

 

JUSTICIA PARCIAL

En febrero de 2009 Virginia fue detenida sin orden de aprehensión e internada en el Centro de Readaptación Social en Tlapa, Guerrero. Siete meses después, el Tribunal de Apelación de Huamuxtitlan ordenó el auto de formal prisión en su contra por el delito de homicidio en razón de parentesco. Pasaron dos años y 10 meses sin que la indígena recibiera sentencia.

En abril de 2011, apoyada por el Instituto Guerrerense de Derechos Humanos, el Colectivo Nosotras y Las Libres, la defensa de Virginia interpuso un amparo indirecto ante un juez federal en el que enunciaron las múltiples violaciones a sus derechos. La Federación ordenó a César Abraham Calderón Torres, juez mixto de Primera Instancia en Huamuxtitlan, reponer el proceso.

Sin embargo, el juez guerrerense “no entendió que reponer el proceso significa que no tienen elementos para mantenerla presa y, por ende, debió concederle su libertad”.

En lugar de ello “él interpretó la orden como rectificar lo que hicieron mal, que según él consistió en entregar las ‘pruebas’ en una sola, y lo que hizo fue desglosar una por una y repetir lo que ya estaba”, detalló Verónica Cruz.

La defensa de Virginia apeló y presentó un amparo ante el juzgado federal en Chilpancingo, en el que se inconforma por la respuesta de Calderón Torres y demanda que la liberación inmediata de la mujer.

Cruz indicó que con la segunda apelación, que deberá resolverse este mes, espera que se conceda la libertad a la indígena náhuatl.

Encuentran los cadáveres del diputado federal Moisés Villanueva y su chofer

Un helicóptero de la Procuraduría trasladó desde la región de La Montaña los dos cuerpos que corresponderían al diputado federal del PRI, Moisés Villanueva y a su chofer, desaparecidos desde el pasado día 4 de este mes

A trece días de haber desaparecido, el cuerpo del diputado federal priísta Moisés Villanueva de la Luz y el de su chofer fueron encontrados ayer en las inmediaciones del municipio de Huamuxtitlán, en la región de la Cañada, en los límites con el estado de Puebla.

Los cuerpos fueron localizados este sábado por la tarde en las inmediaciones de Huamuxtitlán y el municipio de Xochihuehuetlán, en la región de La Montaña.

De acuerdo con la información proporcionada, los cadáveres se encontraban en estado de putrefacción y fueron trasladados de inmediato vía aérea a Chilpancingo y depositados poco después de las seis de la tarde en el Servicio Médico Forense (Semefo) para practicarles la necropsia de ley.

Los familiares pudieron identificar ayer mismo los cuerpos, y habrían reconocido al diputado federal por la vestimenta que portaba el domingo 4 de septiembre, cuando fue la última ocasión que fue visto.

Se informó que los cuerpos tenían perforaciones en la cabeza y no se pudo establecer si se habían originado por proyectil de arma de fuego o alguna otra arma.

Villanueva de la Luz fue visto por última ocasión el pasado 4 de septiembre en el festejo por el cumpleaños del diputado local priísta Javier Morales Prieto, realizado en Tlapa, al que asistieron como invitados también los alcaldes de Acapulco, Manuel Añorve Baños, y de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores, además del coordinador de los diputados locales del PRI, Héctor Vicario Castrejón.

De acuerdo con la información proporcionada, después del festejo ya no se supo nada del legislador federal, que llegó a ese escaño tras suplir a Sofío Ramírez Hernández, quien dejó la diputación para incorporarse a la campaña con Ángel Aguirre Rivero.

Las fuentes del caso explicaron que en su agenda el legislador federal tenía prevista su asistencia el lunes pasado al último informe de gobierno de Enrique Peña Nieto en Toluca, estado de México, pero no se tuvo conocimiento de su paradero y comunicación con él desde el domingo, y tampoco con su chofer, cuyo nombre no ha sido proporcionado.

Desde el martes los diputados federales del PRI decidieron pedir la intervención de forma directa de la Procuraduría General de la República (PGR) y un día después la esposa del legislador también acudió a ratificar una denuncia por la desaparición de su esposo.

Se confirmó además que en los días subsecuentes a su desaparición no hubo alguna petición de recursos económicos para su liberación, por lo que se descartó que se tratase de un secuestro y se incrementó la preocupación por su integridad.

El caso fue asignado directamente a un grupo especial de la PGR, que se trasladó a la entidad el jueves 8 de septiembre y se lo comunicó a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a la que se le pidió su colaboración en el caso, confirmaron fuentes de la dependencia estatal.

El grupo de agentes de la PGR realizó las primeras pesquisas y se pudo conocer que Villanueva de la Luz y su chofer fueron llevados por la fuerza en su camioneta hacia la zona de la Cañada, en La  Montaña.

El viernes 9 de septiembre fue encontrada la camioneta Ford, tipo Escape, color blanco, entre las calles Francisco y Madero y Javier Mina, en la cabecera municipal de Tecomatlán, Puebla, primer municipio de Puebla una vez que se cruza los límites de Guerrero.

Se informó que el vehículo, sin placas de circulación, tenía un permiso provisional a nombre de Moisés Villanueva, expedido por el ayuntamiento municipal de Tlapa.

La camioneta fue puesta a disposición de las autoridades ministeriales pertenecientes al distrito judicial de Tehuitzingo, de aquella entidad.

Hasta las once de la noche de ayer la PGJE no había emitido ningún comunicado o información oficial sobre la localización de los cuerpos y se espera que lo haga este domingo.

Pero en las redes sociales los priístas empezaron a lamentar el hecho, como el ex gobernador René Juárez, quien posteó: “Un sentido pésame a la familia, compañeros y amigos del diputado Moisés Villanueva”.

El ex diputado local Rubén Figueroa Smutny colocó: “Lamentamos profundamente la familia Figueroa Smutny el cobarde asesinato de Moisés Villanueva, descanse en paz”; y más tarde colocó en su muro: “es un desprecio increíble de Angel Aguirre por la gente. Sólo le interesa robar y tomar. Es lamentable”, añadió.

Era el diputado 500 en San Lázaro

El diputado Moisés Villanueva de la Luz tenía 47 años de edad; nació en Xochapa municipio de Alcozauca el 17 de diciembre de 1964; fue diputado federal y diputado local en la 56 legislatura (1999-2002).

Tomó posesión como diputado federal en marzo de este año como suplente de Sofío Ramírez Hernández, quien dejó la curul para incorporarse al gobierno del estado como secretario de Desarrollo Rural.

En la cámara de Diputados formaba parte de la comisión de las comisiones de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios y Reforma Agraria.

Era licenciado en derecho por la UAG, y se desempeñó también como maestro de derecho; también fue coordinador de Promoción del Voto del PRI (1994-2000), delegado especial del CDE del PRI en 1997-1999, defensor jurídico del voto en 1998, coordinador regional de la CNC en el 2000-2011, consejero político estatal del PRI en el 2009-2011 y coordinador regional de campaña del PRI en el 2011.

De origen na savi o mixteco, Villanueva de la Luz era representante de la CNC en La Montaña, aunque nunca reivindicó su condición de indígena y fue candidato perdedor a alcalde de Alcozahuca.

Fue asimismo titular de la Procuraduría Social de La Montaña y formó parte del grupo de Juan José Castro Justo, y ambos del grupo político del ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer.

Se le conocía como el diputado 500, pues fue el último en tomar protesta el 31 de marzo como suplente del aguirrista Sofio Ramírez y ocupaba el último lugar de los asientos asignados a la fracción del PRI en San Lázaro.

Fuente: Sur Acapulco