Archivo del sitio

Inconforma a padres los métodos de investigación de la SEG en el caso del Cendi 5 en Tlapa

Padres de familia del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 5 ubicado en Tlapa, que piden la destitución de seis educadoras por presuntos maltratos físicos y psicológicos a infantes, se inconformaron con funcionarios de la SEG al leer éstos parte de las declaraciones de los quejosos a las demandadas, sin que les tomarán declaración lo que “rompe el respeto a la formalidad de la investigación”, criticaron.

Por la tarde, mientras padres de familia firmaban el acta que incluía sus declaraciones, el comisionado de la SEG leyó a las educadoras las declaraciones, lo que fue cuestionado por los padres, argumentando que la investigación perdía validez al dar pauta para que las trabajadoras armaran sus declaraciones, sin tomárselas en ese momento, al dar a conocer los funcionarios la interrupción de las investigaciones y su reanudación el próximo miércoles.

Las denunciantes entraron a la oficina donde se leía a las educadoras, en colectivo, el expediente y se mostraron en descuerdo; al tomar fotografías del hecho una persona que acompañó a las educadoras, sujetó por unos instantes la cámara del reportero, señalando que no era justo que no tomara fotografías.

“las maestras están escribiendo lo que declaramos y no habrá espontaneidad en sus declaraciones”, espetaron los padres de familia, ya que se había anunciado que los trabajos se suspenderían, “si no hubieran suspendido no hay problema, es legal que sepa la parte de que se le acusa pero así no se realizó”, ratificaron.

En las instalaciones de SEG ubicadas junto al Cendi 5, en la colonia el Tepeyac, personal de la Unidad de Asuntos Jurídicos encabezados por David Monroy Adame, coordinador de investigación y dictamen de la SEG, tomó declaración a seis testigos y a la presidenta, una vocal y el vicepresidente del Comité de Padres de Familia, respecto a las acusaciones en contra de seis trabajadoras.

En breve entrevista, Monroy Adame indicó que la investigación laboral inició con la toma de declaración de la parte acusadora, pero no dio tiempo de tomar declaración a las acusadas, “en este caso tiene el derecho de saber de qué se les acusa, estaríamos violando la garantía de audiencia si no, es necesario que tengan oportunidad de defenderse y puedan conocer las acusaciones para defenderse de manera individual”, explicó.

Monroy Adame detalló que las educadoras podrán ser acompañadas de su representante sindical, quien podrá auxiliarlas y asesorarlas cuando se les tome declaración. El oficio de notificación se remitió a la sección 14 del SNTE.

Padres de familia denunciaron ante la SEG y ante la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero, maltratos psicológicos y físicos cometidos en contra de niños en educación inicial, cuyas edades abarcan entre los 45 días de nacidos hasta los seis años.

Mientras esperaban, madres de familia y padres, platicaron entre ellos sobre afectaciones en niñas y niños, algunos cosas hicieron referencia a daños en las lenguas de varios niños por cortaduras que pudieron haber sido provocadas, además de saber que a varios los metían al cuarto oscuro –especie de ropero ubicado en una de las salas del Cendi– cuando se portaban mal. Una constancia médica de un médico especialista en siquiatría, solicita internar a uno de los niños para diagnóstico y tratamiento.

A las dos partes no se les entregó copia del expediente, que consta de 38 páginas y se les citó para el próximo miércoles a las 10 de la mañana.

Nelida de Marcos Prudente, presidenta del Comité de Padres, criticó que la SEG a pesar de comprometerse a regularizar las clases en su totalidad, no lo ha cumplido enviando incluso a personal de intendencia en lugar de educadoras. En otro señalamiento destacó el incumplimiento de los acuerdos, en el que se solicitó que las educadoras abandonen el lugar de trabajo porque “siguen checando y comiendo en el Cendi, tomando una actitud de reto o provocación hacia los padres”.

De Marcos Prudente exigió a las instancias de la SEG revisar la validez de documentos de las educadoras. Madres de familia aseguraron que no se trata de agresión personal contra alguna educadora, sino contra los hechos registrados porque no se puede permitir que haya violencia contra las niñas y los niños, “no es chisme, son situaciones que se han presentado y que deben de ser frenadas”, finalizaron.

Un abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan se mantuvo como observador del proceso de investigación, que continuará la siguiente semana.

 

Fuente: El Sur

Anuncios

No resuelve la SEG el conflicto del Cendi de Tlapa; el sindicato protege a educadoras

Nelida de Marcos Prudente, presidenta del Comité de Padres de Familia del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 5 de Tlapa, acusó a la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) de no dar solución al conflicto existente en el centro, a pesar de que su titular Silvia Romero Suárez se comprometió a cumplir con la demanda de remoción de seis educadoras en la visita del gobernador a La Montaña.

Este martes, acudió María Concepción Arteaga Nava, encargada de Educación Inicial, así como personal de asuntos jurídicos y de contraloría de la SEG a revisar la situación, sin embargo a decir de De Marcos Prudente, los funcionarios no dieron solución a las demandas de los padres, ante la presión del sindicato que protege a las maestras.

“Denunciamos a la SEG por solapar actitudes y no ser sensible a las agresiones físicas y verbales cometidas contra nuestros hijos”, afirmaron padres, llamando al gobernador Ángel Aguirre a que ponga atención en el problema y no se quede solo en discurso su interés por ver las sonrisas felices de los infantes.

El viernes de la semana pasada, luego de tener una reunión con los quejosos y el grupo de educadoras, que mantuvo un paro de labores semanas atrás, Romero Suárez prometió cumplir con el punto de minuta firmada por el subsecretario Raúl Salgado Leyva, en el cual se pide la destitución o remoción de las educadoras.

Padres de familia han denunciado desde el año pasado a educadoras por presuntos maltratos físicos y psicológicos cometidos contra niños, incluso existe una queja ante la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero.

Después de pedir solución mostrando carteles en un evento de Ángel Aguirre, fueron atendidas por la titular de la SEG quien “acordó respetar la minuta donde se planteó que la jefa de educación inicial revisaría el asunto, sin embargo sólo las separaron (a las educadoras) de las aulas, no del plantel y se burlan diciendo que les están pagando sin trabajar”, refutó la presidente del comité.

De Marcos Prudente aseveró que el sindicato mantiene presión sobre los funcionarios que investigaron los hechos, quienes además asesoraron legalmente a las maestras sindicalizadas, señalando que Emiliano Díaz Román, representante del SNTE, les exige defender a las maestras acompañado del representante del sindicato en Tlapa, Jaime Bazán, esposo de una de las maestras acusadas de maltrato.

En la reunión más reciente que mantuvo Romero Suárez con las dos partes, una púber de 14 años recordó maltratos cometidos en su contra cuando tenía cinco. Existe un documento fechado en 2009, en el cual Silvia Parra Sánchez, madre de un niño, le pide a la directora intervenga ante el maltrato psicológico que presentaba su hijo.

A decir de la madre, la maestra de maternal II de nombre Laura, le provocó al niño síntomas de estreñimiento al exigirle solo hacer pipí y no popo, lo que podría derivar en un trauma para el infante según señaló el diagnóstico de una pediatra.

La presidente del comité de padres recordó quejas en las que se acusa a las educadoras y a una asistente educativa, de amarrar a los niños a las sillas o les amarraban la cuchara a la mano, además de faltar injustificadamente, abandono de sus salas de trabajo, maltrato físico y psicológico a menores de edad.

Los padres de familia presentaron en enero un documento a la SEG, respaldándose en los artículos 2.2, 3.1 y 3.3 de la Convención Internacional de los Derechos de los Niños y las Niñas, en el que piden la destitución o remoción de seis educadoras, investigación integral a todo el personal del Cendi, instalación de cámaras de video en salas escolares, investigar las acusaciones de maltrato, así como la realización de exámenes psicológicos al personal por parte de la SEG, dar tratamiento y valorar a niños para determinar posibles daños psicológicos y brindarles tratamiento a quienes lo requieren.

El documento también ha sido turnado al DIF, a efecto de que intervenga la Procuraduría para la defensa del menor. De Marcos Prudente aseguró que la demanda no es nueva, ya que se entregó un oficio el ciclo pasado, por lo que responsabilizó a Romero Suárez y al subsecretario de las agresiones que puedan sufrir sus hijos en el interior por parte de las maestras que sólo fueron removidas de su área de trabajo, pero continúan dentro de las instalaciones del Cendi.

Preparatoria 11 en paro temporal

Mientras tanto, con una bandera rojinegra, docentes de la Preparatoria 11 de la UAG, hicieron un paro de 12 horas.

La mitad de maestros adscritos al STAUG, resguardó las instalaciones de la preparatoria uniéndose a las exigencias de sindicalizados en el estado, que piden 90 días de aguinaldo, establecimiento de una zona salarial única y recategorizaciones, a un día de iniciarse las actividades del semestre par, informó María Luisa Hernández, delegada sindical en La Montaña.

Fuente: El Sur

Regresan al Cendi 5 de Tlapa las educadoras acusadas de maltrato a los niños, denuncian padres

Los padres de familia del Cendi 05 de esta ciudad denunciaron el incumplimiento de la secretaria de Educación, Silvia Romero Suárez, ya que este martes se presentaron las seis educadoras señaladas de maltrato infantil a la hora de reabrir las instalaciones.

Responsabilizaron a las autoridades educativas de las acciones que emprenderán para que se reconozcan y se hagan valer los derechos de los niños.

Los padres de familia Nélida de Marcos Prudente, Caritino Maldonado y Fredislinda Vázquez Paz, lamentaron que Romero Suárez y el subsecretario de Educación Básica, Raúl Salgado Leyva, no respetaron los acuerdos asentados en la minuta del 30 de enero, donde se acordó la separación temporal de las seis educadoras, la cual fue ratificada por la secretaria el pasado 3 de febrero, luego de que se manifestaran frente al gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Los padres dijeron que este martes 7 de febrero, en que se acordó la reapertura del Cendi, esperaban la separación de las educadoras denunciadas por maltrato físico y psicológico contra los menores que asisten a la institución, para garantizar la seguridad y no poner en riesgo su integridad, pero no fue así.

Comentaron que Romero Suárez no se tomó la molestia de atender este problema, que ella misma provocó al ratificarles a ellos los acuerdos de la minuta del 30 de enero y a los profesores les dijo que quedaban anulados y sólo enviará a funcionarios menores como la supervisora Isis Palacios Gamez, y de educación inicial, María Concepción Arteaga Nava, quienes han sido incapaces de resolver el conflicto, ya que anteponen los derechos laborales y el interés sindical de las educadoras denunciadas, sobre el derecho a la educación de los niños.

Lamentaron que la secretaria de Educación sea parcial y asesore a las maestras denunciadas a través del coordinador de Investigación Laboral y Dictamen, David Monroy Adame, quien saben les dijo a las seis educadoras que no se preocupen, que la investigación sólo se hará como requisito, pero ellas serán reinstaladas en sus puestos.

Responsabilizaron a Silvia Romero Suárez y a Salgado Leyva de las agresiones que sufran los menores en el Cendi, y de las acciones que los padres de familia realicen en los siguientes días, porque la SEG es incompetente para resolver los problemas que se canalizan por las vías legales y pacíficas.

Se quejaron de que la SEG pretenda negociar los derechos de los niños por los derechos sindicales, con el dirigente del sindicato institucional Emiliano Díaz Román, quien defiende a maestras maltratadoras.

Urgieron al gobernador Ángel Aguirre para que sean atendidas sus denuncias y peticiones, que sólo pretenden proteger a sus hijos y apelaron a la sensibilidad de Aguirre Rivero, como calificó a su gobierno en su gira realizada hace unos días en esta ciudad.

(Carmen González Benicio / Tlapa).