Archivo del sitio

Piden normalistas de La Montaña reconocimiento a licenciaturas y el terreno para su edificio

Escuela Normal Regional de la Montaña

Estudiantes de la Escuela Normal Regional de La Montaña (ENRM) solicitaron a instancias educativas el reconocimiento y registro de las licenciaturas en Educación Primaria Intercultural Bilingüe, Educación Prescolar y la Especialidad en Español, sin condicionantes.

Otra situación que viven los normalistas es el incumplimiento del compromiso del gobernador Ángel Aguirre Rivero, constraído el 16 de enero en audiencia, consistente en brindar apoyo a la institución para comprar un terreno que se utilizará para la construcción de la escuela, sin que a la fecha haya respuesta, señaló Manuel Ortega, egresado normalista.

En un documento dirigido al pueblo, validado por el Comité Ejecutivo Estudiantil Lucio Cabañas de la normal y entregado al reportero, normalistas explican que desde el mes de febrero la dirección de la institución entregó la carpeta que solicitó la Degespe, para el proceso de reconocimiento de las licenciaturas, sin que hasta la fecha se haya dado respuesta.

Existe un condicionamiento por parte de la Degespe y la Secretaría de Educación Pública para el trámite, este es la realización del exámen Ceneval obteniendo resultados del 100 por ciento, lo que egresados que cursaron ya las carreras critican, porque “ignoran la situación de la institución, falta infraestructura edecuada, tecnología y material peda|gógico intelectual e íntegro para los estudiantes de nivel superior”.

También, otra característica de la evaluación que se planea aplicar al plantel no está acorde al contexto intercultural, sino es estandarizado, “enfocado en contextos desarrollados, olvidándose del rezago y pluriculturalidad que existe en la región de La Montaña”, remarcan.

La ENRM, fundada hace 18 años, es la única normal en el país que no cuenta con infraestructura propia para el desarrollo de los estudiantes, el terreno donde actualmente se ubica es prestado.

La desatención de autoridades respecto a la adquisición del terreno podría derivarse de los costos elevados de predios en Tlapa, según comentaron estudiantes previamente.

Aguirre Rivero entregó poco tiempo después de los hechos en los que fueron asesinados dos estudiantes normalistas de Ayotzinapa y muriera un civil tras una jornada de protestas, una camioneta para el transporte de los normalistas, pero no se ha resuelto la cuestión de infraestructura ni reconocimiento de carreras que se imparten.

En el texto, aunque no precisan de qué manera, los estudiantes normalistas piden “el cordial apoyo del pueblo”.

Sergio Ferrer/Tlapa

Marchan normalistas en Tlapa; exigen cambio de director y mejores instalaciones

Estudiantes de las licenciaturas en Educación Preescolar y Primaria Intercultural Bilingüe de la Escuela Normal Regional de La Montaña (ENRM) marcharon desde sus instalaciones al centro de la ciudad de Tlapa, para exigir la destitución del director.

Los normalistas también pidieron rendición de cuentas de los recursos y la instauración de una mesa de trabajo con la secretaria de Educación, Silvia Romero Suárez, luego de que el gobernador se comprometiera a buscar solución a sus demandas.

Desde las 10 de la mañana, 250 normalistas marcharon entregando volantes a ciudadanos en los que se informó de la exigencia de la salida del director del plantel, Benigno Nepomuceno Moran, el cual se niega a dejar el puesto a pesar de que su periodo caducó a inicios de 2011 (tres años).

Los estudiantes aseguran que el directivo ha hecho mal uso de las finanzas del colegio, por lo que piden cuentas de los recursos administrados por el docente. En otro punto, rechazaron el incremento sorpresivo de cuotas, pues a pesar de haberse acordado un pago de 320 pesos por el concepto de reinscripción, se les notificó que deberán pagar 480, a lo que se niegan.

El contingente de la normal José Vasconcelos, encabezado por Nereo Ortega Mendoza, presidente del Comité Estudiantil Lucio Cabañas Barrientos pidió al personal docente, durante un plantón en el zócalo, cumplir con lo dicho de exigir la salida del director, porque hace cinco meses acordaron hacer una propuesta de cambio de director, pero han dejado el asunto de lado, presumiendo algunos estudiantes un posible respaldo al director.

Los reclamos de los estudiantes, se mostraron también para demandar un edificio pues las instalaciones actuales resultan insuficientes, recordaron que el 16 de enero representantes de la ENRM sostuvieron una audiencia con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, en la que se comprometió a brindar su apoyo a la escuela para comprar un terreno que se utilizará para la construcción de aulas, sin que a la fecha se haya informado del avance de las gestiones.

Los profesores en formación, solicitaron comprensión a la gente y escuchar sus demandas, pues piden instalaciones adecuadas ya que varios grupos toman clases al aire libre, en salones de cartón, en un terreno que no pertenecen a la ENRM.

Los normalistas confían en que el gobernador escuchará sus demandas, pues se comprometió a cumplir con las necesidades de la institución, por lo que esperan una pronta mesa de diálogo sólo con la maestra Silvia Romero. Mientras tanto permanecerán en paro de labores.

 

Fuente: El Sur

Marchan cientos de estudiantes en Tlapa para exigir justicia a los normalistas de Ayotzinapa

Marcha en Tlapa en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa

Desde las 9 de la mañana, centenares de estudiantes de la Escuela Normal Regional de La Montaña (ENRM), el Instituto Tecnológico Superior de la Montaña (ITSM), la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y docentes; una representación de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y un grupo de padres de familia, marcharon por la ciudad de Tlapa exigiendo justicia para los normalistas de Ayotzinapa asesinados el pasado 12 de diciembre.

“¡Alumno normalista que estudias en Guerrero, seguro el gobierno te manda al cementerio!”, fue una de las consignas repetidas por estudiantes, quienes tomaron la avenida principal Heroico Colegio Militar, caminando a paso lento mientras gente en sus casas observaba la marcha.

Varios oradores, repartidos en tres vehículos, reclamaron no dejar impune el homicidio de los jóvenes normalistas e incluso se recordaron crímenes como la masacre de El Charco, ocurrida durante el gobierno interino de Ángel Heladio Aguirre Rivero.

Un par de manifestantes comentaba entre sí que esta serie de asesinatos podría tener un fondo “oscuro”, quizá vinculado al narcotráfico o la situación del próximo proceso electoral.

A la manifestación se agregó un contingente de padres de familia que exigían, a través de una manta, solución a las demandas del ITSM, de la UPN y la normal. Como en la marcha anterior, afuera de las oficinas del Partido del Trabajo se exigió al diputado local Victoriano Wences Real, emitir su postura, además de convocar a todos los diputados a no quedarse callados.

“¡Muera el gobierno corrupto, mataron a dos pero se levantan miles!”, afirmó una estudiante del ITSM al arribar el contingente al centro de la ciudad, donde se realizó un plantón durante varios minutos.

Maira Olvera, representante de la CETEG, criticó a los medios de Chilpancingo, ya que señaló que ninguno hizo referencia al pronunciamiento de la coordinadora, en el cual reprobaban los hechos del trágico 12.

“¡Ayotzi, hermano, la normal te da la mano!”así saludó en su participación, la representante de la UPN a los manifestantes en lengua me’phaa y aseguró que el pueblo necesita el desarrollo de hombres libres de pensamiento. Respecto a los jóvenes muertos, afirmó que “no cayeron, sino se levantaron para la eternidad, siendo la luz de conciencia para nuestros hijos y nuestros nietos”.

“¡Cuando el pueblo se levante por pan, libertad y tierra, temblarán los poderosos de la costa hasta la sierra!”, fue otra de las consignas. El representante del ITSM reclamó atención al sector educativo e informó que rompieron el diálogo con las autoridades educativas, pues fueron tratados de una manera grosera y déspota por las mismas durante la mesa de trabajo efectuada en Chilpancingo, en busca de mejoras para el desempeño de los estudiantes y el Contrato Colectivo de Trabajo para los docentes.

Por otra parte, se conoció que un grupo de normalistas de Tlapa acudió en solidaridad a la marcha, que se realizó de manera simultánea en la capital del estado. Pablo Abad, en representación de los docentes democráticos de la ENRM, invitó a la sociedad a portar o colocar en sus casas un moño negro, en señal de luto que actualmente se vive en el estado.