Archivo del sitio

Forman sindicatos docentes de La Montaña un frente para exigir mejoras en la educación

Carmen González Benicio/Tlapa

Los representantes sindicales de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), el Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) y la Escuela Normal Regional de La Montaña informaron que formaron un frente común para exigir al gobierno del estado solucione sus peticiones, luego de “sólo ser engañados”.

Los representantes sindicales de la UPN, Ángeles Arriaga Ventura; de la Normal, Pablo Abad Díaz y del ITSM, Roberto Tapia Romero y profesores dieron una conferencia de prensa, este domingo, donde entregaron una carta abierta para Ángel Aguirre Rivero en la que señalan que no permitirán ningún atropello más a la educación pública en los distintos niveles educativos en La Montaña que ha sido excluida y empobrecida.

Los dirigentes sindicales dijeron que la unión de fuerzas es porque tienen exigencias educativas comunes que Aguirre Rivero debe cumplir, por lo que lo llamaron a que deje de imponer candidatos y estar al pendiente de la elección y las resuelva porque ya existe la percepción “de que sólo engaña y dice palabras huecas”.

Además de exigir solución inmediata a sus demandas, ya que en las diversas mesas de diálogo sólo se aceptan acuerdos, pero “nunca se establece, cuándo tendrán solución ni cómo garantizan que se cumplan”, coincidieron los tres secretarios de los sindicatos de las escuelas de nivel superior.

Arriaga Ventura dijo que pese a la movilización de estudiantes y profesores el gobierno del estado no cumplió con los requerimientos académicos, administrativos y financiamiento solicitado para la licenciatura en Desarrollo Comunitario Integral, que inició en el 2008 con jóvenes indígenas a quienes no se les otorgan becas, pagan sus prácticas profesionales en comunidad.

Abad Díaz planteó que para ellos es urgente la adquisición de un terreno y la construcción de su edificio, así como la recategorización y regularización del personal que exigen desde hace tiempo. Lamentó que el gobierno cancele la mesa de trabajo programada.

Tapia Romero recordó que el gobierno de Aguirre no permite que se realice el registro del contrato colectivo del Sindicato Independiente de Trabajadores del Tecnológico y sus extensiones ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, así como su cumplimiento por el director del plantel, Uriel Hernández Galeana.

Los líderes sindicales y profesores exigieron a Aguirre Rivero que cumpla sus promesas de campaña de que la educación sería su prioridad y que atienda la huelga laboral que inició el ITSM el pasado 13 de junio, porque no se cumplieron los acuerdos firmados en enero y si no hay solución tomaran acciones conjuntas por lo que pidieron que no haya represalias porque sólo serán resultado de la falta de sensibilidad del gobierno.

El profesor de ITSM, Javier Tapia manifestó que la autoridad entorpece el proceso legal que están realizando para que se reconozca su sindicato porque han permitido maniobras sucias del SUSPEG entre con fechas retroactivas.

Historia educativa superior

La educación superior en La Montaña inició con la exigencia de abrir una UPN en 1979 que empezó a funcionar en espacios prestados y fue en el año 2000 que los profesores y alumnos compraron el terreno donde se construyeron algunas aulas que se necesitaban, por lo que ahora es necesario la segunda parte.

La Normal inició en 1994 como modulo de Educación dependiendo de la Normal “Rafael Ramírez”, después de cuatro años deja de ser módulo y hasta la fecha no disponen de infraestructura.

El Sur

Piden en el Tec de La Montaña que se permita plantear la reducción de cuotas

Los estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) exigieron a las autoridades educativas que no sólo atiendan sus demandas, sino que las resuelvan porque la minuta firmada no significó ningún avance.

En conferencia llevada a cabo en las instalaciones del Tecnológico, dijeron que esperan que el subsecretario de Educación Media Superior y Superior de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Marcial Rodríguez Saldaña, les confirme el lugar y la hora de reunión de la Junta Directiva (máximo órgano de decisión) de la institución, para plantear la reducción de cuotas que exigen en su movimiento, que ya dura un mes y ocho días.

Dijeron que si bien el pasado el 13 de diciembre de 2011 firmaron una minuta, no se ha resuelto la reducción de las cuotas de inscripción, que son de 650 pesos, y de reinscripción, de 550 pesos por semestre; que ellos piden sea de 150 pesos, porque no tienen dinero para pagarlas, pues algunos trabajan para mantener su carrera, pagan su hospedaje o sus padres sólo viven del campo, como pasa con los de Iliatenco.

Comentaron que el Tecnológico parece una escuela privada y no pública, para atender a los jóvenes de la región más pobre del estado porque “todo se paga”, como el curso de inglés obligatorio, donde dan 285 pesos por un libro y 370 por el curso, lo que suma 655 pesos por módulo.

Además de que no les daban acceso a Internet y les cobran 6 pesos la hora, las impresiones en 12 pesos por hoja; impresión de un plano 80 pesos, cuando en el centro salen a 25 pesos; las credenciales en promoción a 60 pesos y “en tiempo normal” a 80 pesos, así como en la expedición de constancias de 35 a 55 pesos, según sea con calificaciones o sin ellas. Sobre los cursos de verano, dijeron que si un alumno quería tomarlo lo hacían pagar el total de 6 mil 50 pesos y si eran 10 dividían esa cantidad, pero nunca dieron otras alternativas.

Señalaron al ex director Saúl Apreza Patrón como el responsable de la falta de transparencia, porque nunca informaba de lo que se hacía con los recursos propios que ingresaban, ni con los otorgados vía proyectos productivos, o de otra índole, al Tecnológico.

Dijeron que con estos gastos no se ayuda a los jóvenes de La Montaña, quienes se vuelven presa fácil de la delincuencia ante la falta de oportunidades para seguir estudiando y si el gobierno del estado quiere “un Guerrero seguro, debería apostarle a la educación gratuita”.

Llamaron al Rodríguez Saldaña a que resuelva el asunto y no les dé más largas, porque parece que no tiene capacidad de resolución, y le pidieron que no mienta a la opinión pública de que el conflicto está arreglado, porque no es cierto.

Expresaron que el paro continuará hasta que haya solución a la reducción de cuotas de inscripción, reinscripción, de los módulos de inglés y se revisen los pagos por servicios al interior, los cuales son muy elevados en relación con otros lugares. Además que se le dé seguimiento a la construcción del comedor y la casa de estudiantes, así como al edificio de la extensión en Iliatenco.

 

Carmen González Benicio

Tlapa

Piden en el Tec de La Montaña que se permita plantear la reducción de cuotas

Los estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) exigieron a las autoridades educativas que no sólo atiendan sus demandas, sino que las resuelvan porque la minuta firmada no significó ningún avance.

En conferencia llevada a cabo en las instalaciones del Tecnológico, dijeron que esperan que el subsecretario de Educación Media Superior y Superior de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Marcial Rodríguez Saldaña, les confirme el lugar y la hora de reunión de la Junta Directiva (máximo órgano de decisión) de la institución, para plantear la reducción de cuotas que exigen en su movimiento, que ya dura un mes y ocho días.

Dijeron que si bien el pasado el 13 de diciembre de 2011 firmaron una minuta, no se ha resuelto la reducción de las cuotas de inscripción, que son de 650 pesos, y de reinscripción, de 550 pesos por semestre; que ellos piden sea de 150 pesos, porque no tienen dinero para pagarlas, pues algunos trabajan para mantener su carrera, pagan su hospedaje o sus padres sólo viven del campo, como pasa con los de Iliatenco.

Comentaron que el Tecnológico parece una escuela privada y no pública, para atender a los jóvenes de la región más pobre del estado porque “todo se paga”, como el curso de inglés obligatorio, donde dan 285 pesos por un libro y 370 por el curso, lo que suma 655 pesos por módulo.

Además de que no les daban acceso a Internet y les cobran 6 pesos la hora, las impresiones en 12 pesos por hoja; impresión de un plano 80 pesos, cuando en el centro salen a 25 pesos; las credenciales en promoción a 60 pesos y “en tiempo normal” a 80 pesos, así como en la expedición de constancias de 35 a 55 pesos, según sea con calificaciones o sin ellas. Sobre los cursos de verano, dijeron que si un alumno quería tomarlo lo hacían pagar el total de 6 mil 50 pesos y si eran 10 dividían esa cantidad, pero nunca dieron otras alternativas.

Señalaron al ex director Saúl Apreza Patrón como el responsable de la falta de transparencia, porque nunca informaba de lo que se hacía con los recursos propios que ingresaban, ni con los otorgados vía proyectos productivos, o de otra índole, al Tecnológico.

Dijeron que con estos gastos no se ayuda a los jóvenes de La Montaña, quienes se vuelven presa fácil de la delincuencia ante la falta de oportunidades para seguir estudiando y si el gobierno del estado quiere “un Guerrero seguro, debería apostarle a la educación gratuita”.

Llamaron al Rodríguez Saldaña a que resuelva el asunto y no les dé más largas, porque parece que no tiene capacidad de resolución, y le pidieron que no mienta a la opinión pública de que el conflicto está arreglado, porque no es cierto.

Expresaron que el paro continuará hasta que haya solución a la reducción de cuotas de inscripción, reinscripción, de los módulos de inglés y se revisen los pagos por servicios al interior, los cuales son muy elevados en relación con otros lugares. Además que se le dé seguimiento a la construcción del comedor y la casa de estudiantes, así como al edificio de la extensión en Iliatenco.

 

Carmen González Benicio

Tlapa

A un mes de paro, piden trabajadores del Tecnológico de La Montaña audiencia con el gobernador Aguirre

A un mes del paro de labores indefinido y la toma de las instalaciones del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) los académicos, administrativos y estudiantes se quejaron de la indiferencia de las autoridades estatales por atender el conflicto laboral-estudiantil.

Los trabajadores del Tecnológico y alumnado colocaron mantas en distintos puntos de la ciudad para exigir cuotas bajas, comedor y casa de estudiante, firma del contrato colectivo y una audiencia con el gobernador, Ángel Aguirre Rivero.

En entrevista, profesores que resguardan las instalaciones del ITSM, donde permanecen en paro indefinido desde el 28 de noviembre, exigieron al gobernador Ángel Aguirre Rivero que los atienda personalmente ya que las autoridades de Educación, del Trabajo y de Asuntos Políticos que designó resultaron incompetentes y con falta de voluntad.

El profesor Javier Tapia Aguilar dijo que la falta de atención de las autoridades estatales al conflicto afecta a más de mil alumnos na savi, me´phaa, nahuas y mestizos que acuden a la sede en Tlapa y en las extensiones de Olinalá e Iliatenco.

Tapia Aguilar detalló que los alumnos exigen bajas cuotas en la inscripción y reinscripción y por los módulos de inglés, ya que son muy altas para la población estudiantil que proviene de los municipios con bajo índice de desarrollo; así como becas, la construcción de una casa del estudiante y un comedor estudiantil ante las precarias condiciones económicas de los estudiantes y la edificación de las instalaciones de la extensión en el municipio de Iliatenco.

Por su parte, Fredislinda Vázquez Paz explicó que los problemas en el Tecnológico iniciaron por la exigencia de mejoras laborales y abusos del ex director, Saúl Apreza Patrón quien contrató a familiares y aumentó la nómina con trabajadores de confianza, permitió y generó hostigamientos con cambios de categorías, despidos y no recontratación de personal.

Agregó que Apreza Patrón en su dos periodos (ocho años) los mantuvo en condiciones laborales contra la ley, pese a que el tecnológico tiene ingresos propios y no sólo depende del presupuesto estatal y federal; ante la falta de atención optaron por la creación del Sindicato Independiente de Trabajadores del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña y su Extensiones (SITITSME), que después de dos años logró su registro ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, el 11 de agosto de 2011.

Ante eso decidieron emplazar a huelga el 7 de septiembre a las autoridades del Tecnológico para la firma del contrato colectivo, pero no se concretó por el contubernio entre Apreza Patrón y la Junta de Conciliación de Arbitraje que les negó la defensa de su contrato y el reconocimiento de su sindicato al negarles, el 25 de noviembre, en la audiencia de advenimiento que dieran sus argumentos y sólo escucharon los de Apreza Patrón, la parte patronal.

Relató que desde ese momento iniciaron el acercamiento con las autoridades estatales para la atención de su conflicto, pero sin tener soluciones a un mes de hacer público su paro laboral indefinido y mantener tomadas las instalaciones del Tecnológico con el respaldo de padres de familia y alumnado.

Por lo que esperan una respuesta a su petición que es la firma del contrato colectivo, que ni siquiera ha sido revisado por las autoridades educativas.

 

Carmen González Benicio

Tlapa

Es el Tec de La Montaña la única institución en México que no reconoce derehos laborales, denuncian maestros

Lourdes Chávez

El Instituto Tecnológico de La Montaña es la única institución pública en el país que no garantiza los derechos laborales a sus trabajadores y que paga los salarios más bajos, comparado incluso con maestros de primaria, denunció el profesor Javier Tapia Aguilar, en conferencia de prensa en Chilpancingo.

Acompañado de profesores y alumnos, el docente demandó el pleno reconocimiento del Sindicato Independiente del Tecnológico de La Montaña y Extensiones y la firma del Contrato Colectivo de Trabajo, para levant ar un paro laboral que comenzó el 26 de noviembre.

En las instalaciones de la Red Guerrerenses de Organismos Civiles de Derechos Humanos, recordó que el 25 de noviembre, el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) pospuso de manera arbitraria una audiencia para discutir las condiciones del Contrato Colectivo, y la pospuso para el 13 de febrero de 2012.

Tapia Aguilar dijo que los trabajadores consideraron que la JLCA se coludió con el exdirector del tecnológico, Saúl Apreza Patrón, para evitar el reconocimiento de sus derechos y por eso fueron a un paro de labores en la sede de Tlapa y en las extensiones de Iliatenco y Olinalá.

Señaló que Apreza Patrón promovió la creación de otro sindicato afiliado al SUSPEG, para dividir a los trabajadores.

Tapia Aguilar informó que el primer día de paro recibieron la visita de un enviado de la Subsecretaría de Educación Media Superior y Superior de la Secretaría de Educación Pública, el director de Vinculación Demetrio Hernández Navarrete, quien se dijo extrañado porque consideraba que la institución es un ejemplo de los tecnológicos en el estado. Pero a la fecha, dijo, no han tenido más comunicación.

La maestra Orquídea Hernández indicó que siempre han tenido problemas en el Tecnológico, pero en 20 años de operación nunca se quejaron; por ejemplo, mencionó que trabajan bajo el hostigamiento constante de supervisores y policías que checan los horarios y sus clases, no hay libertad de cátedra, y quienes tienen 40 horas son las mismas que trabajan frente a grupo, porque no hay tiempos para la investigación.

A raíz de las movilizaciones y protestas en Tlapa, Tapia Aguilar recordó que lograron la destitución de Apreza Patrón como director, pero falta el reconocimiento de sus derechos, como la base laboral, seguridad social, recategorizaciones, entre otras.

Por otro lado, el estudiante Hugo Adrián Espinobarros exigió el cumplimiento de una minuta de acuerdos que firmaron con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, para que todos los estudiantes se beneficien de las becas Pronabe, no sólo aquellos favoritos de la dirección, como se acostumbraba.