Archivo del sitio

Rinden su declaración las educadoras acusadas de daño psicológico en el Cendi 5 de Tlapa

Carmen González Benicio/Tlapa

Las seis educadoras del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 5, de Tlapa rindieron declaración sobre las acusaciones de maltrato que les hacen padres de familia, ante el coordinador de investigación laboral y dictamen, David Monroy, para resolver el conflicto.

Los resultados estarán en un mes o mes y medio y los dará a conocer una comisión dictaminadora, en tanto las seis educadoras se mantendrán en una comisión provisional en el área pedagógica del Cendi, que culmina el 9 de marzo, mientras termina la auditoría interna y como medida provisional para avanzar en las investigaciones mientras se emite el dictamen.

Las declaraciones iniciaron a las 10 y media de la mañana y culminaron a las 8 de la noche, tiempo en que las seis educadoras negaron las acusaciones de maltrato y violación a los derechos humanos de los menores que atienden, de acuerdo con comentarios posteriores, porque el desahogo se hizo de manera individual y a puerta cerrada.

El líder sindical, Jaime Bazán Flores dijo que la inconformidad de los padres con el procedimiento de investigación a las seis educadoras carece de fundamento y revela un desconocimiento de los procedimientos legales, “porque no quieren dejarlas ni que se defiendan, cuando es su derecho”.

Agregó que la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado permite que los trabajadores sujetos a un procedimiento interno tomen notas escritas de las acusaciones, y preparen su defensa para tener equidad en el proceso y por eso se están sometiendo a las investigaciones, para que se determine su situación pues “algunos padres de familia quieren politizar el tema y pretenden usar cualquier accidente como maltrato”, dijo.

Informó que de seguir con esa situación “las seis educadoras tienen el derecho de demandar por daño moral, ya que las han difamado en medios impresos y volantes”, mencionó, además de la queja que interpusieron los padres de familia en la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos por maltrato y violación a los derechos de los niños, donde declararon el pasado 14 de febrero.

Bazán agregó que la denuncia de los padres es falsa, pues los casos de maltrato no están cimentados y sólo existen oficios sin recibir por la autoridad o escritos informales en que se habla de ello, pero nunca se lo hicieron de conocimiento a las educadoras para que pudieran cambiar o que la directora Elizabet Tapia Romero los retomara y les llamara la atención si fueran ciertos, finalizó.

 

Fuente: El Sur

 

Anuncios

Denuncian padres del Cendi 5 de Tlapa que una enviada de la SEG pretende dividirlos

El Comité de Padres del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 5 de Tlapa acusó a la jefa del Departamento de Educación Inicial de la SEG, María Concepción Arteaga Nava, de intentar dividirlos al convocar a una reunión “sin ninguna intención oficial”, realizada este lunes.

Nélida de Marcos Prudente, presidenta del comité, hizo un llamado a la secretaria de Educación, Silvia Romero Suárez, para que nombre a otro funcionario, o que sea el mismo subsecretario de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) quien dé cumplimiento a una minuta firmada el 30 de enero, ante la aparente negligencia de la funcionaria.

De Marcos Prudente precisó en entrevista telefónica, que la directora del Cendi convocó a una reunión a la que asistieron 200 padres de familia, de los cuales alrededor de 20 dieron testimonio de irregularidades cometidas por seis educadoras, lo que Arteaga Nava desestimó y trató de dar salida política, mencionando la posible salida de la directora del plantel, buscando además “dividir a los padres de familia al pretender establecer dos posiciones”.

Se mencionó que la funcionaria ofreció una reseña de su trayectoria laboral, pero no dio respuesta a la petición de madres que piden la separación de las seis educadoras, acusadas de maltratos físicos y psicológicos a niños, así como faltas laborales, ya que sólo fueron separadas de las salas y salones, pero siguen dentro del plantel.

El Comité de Padres informó que el delegado regional de la SEG, Silvio Joel Molina, señaló en la reunión que no es sano que las maestras estuvieran en el interior y ofreció justificar a las educadoras las faltas al Cendi.

Las madres de familia reclaman que las educadoras no hayan sido separadas totalmente del Cendi, lo que podría provocar enfrentamientos personales entre madres de familia y educadoras, advirtieron.

De Marcos rechazó que exista alguna acusación en contra de la directora, “las acciones se tomarán en base a la investigación”, y aseguró que el problema en el Cendi no es sindical, ni se pretende politizar, aunque “parece que Arteaga Nava quiere cumplir el capricho de las educadoras, pero hay padres de familia afines a la CETEG si es que buscara medir fuerzas”, apuntó.

Hoy, personal de asuntos jurídico de la SEG tomará declaración a las educadoras en las instalaciones de la Secretaría en Tlapa, a las 10 de la mañana.

 

Fuente: El Sur

Inconforma a padres los métodos de investigación de la SEG en el caso del Cendi 5 en Tlapa

Padres de familia del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 5 ubicado en Tlapa, que piden la destitución de seis educadoras por presuntos maltratos físicos y psicológicos a infantes, se inconformaron con funcionarios de la SEG al leer éstos parte de las declaraciones de los quejosos a las demandadas, sin que les tomarán declaración lo que “rompe el respeto a la formalidad de la investigación”, criticaron.

Por la tarde, mientras padres de familia firmaban el acta que incluía sus declaraciones, el comisionado de la SEG leyó a las educadoras las declaraciones, lo que fue cuestionado por los padres, argumentando que la investigación perdía validez al dar pauta para que las trabajadoras armaran sus declaraciones, sin tomárselas en ese momento, al dar a conocer los funcionarios la interrupción de las investigaciones y su reanudación el próximo miércoles.

Las denunciantes entraron a la oficina donde se leía a las educadoras, en colectivo, el expediente y se mostraron en descuerdo; al tomar fotografías del hecho una persona que acompañó a las educadoras, sujetó por unos instantes la cámara del reportero, señalando que no era justo que no tomara fotografías.

“las maestras están escribiendo lo que declaramos y no habrá espontaneidad en sus declaraciones”, espetaron los padres de familia, ya que se había anunciado que los trabajos se suspenderían, “si no hubieran suspendido no hay problema, es legal que sepa la parte de que se le acusa pero así no se realizó”, ratificaron.

En las instalaciones de SEG ubicadas junto al Cendi 5, en la colonia el Tepeyac, personal de la Unidad de Asuntos Jurídicos encabezados por David Monroy Adame, coordinador de investigación y dictamen de la SEG, tomó declaración a seis testigos y a la presidenta, una vocal y el vicepresidente del Comité de Padres de Familia, respecto a las acusaciones en contra de seis trabajadoras.

En breve entrevista, Monroy Adame indicó que la investigación laboral inició con la toma de declaración de la parte acusadora, pero no dio tiempo de tomar declaración a las acusadas, “en este caso tiene el derecho de saber de qué se les acusa, estaríamos violando la garantía de audiencia si no, es necesario que tengan oportunidad de defenderse y puedan conocer las acusaciones para defenderse de manera individual”, explicó.

Monroy Adame detalló que las educadoras podrán ser acompañadas de su representante sindical, quien podrá auxiliarlas y asesorarlas cuando se les tome declaración. El oficio de notificación se remitió a la sección 14 del SNTE.

Padres de familia denunciaron ante la SEG y ante la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero, maltratos psicológicos y físicos cometidos en contra de niños en educación inicial, cuyas edades abarcan entre los 45 días de nacidos hasta los seis años.

Mientras esperaban, madres de familia y padres, platicaron entre ellos sobre afectaciones en niñas y niños, algunos cosas hicieron referencia a daños en las lenguas de varios niños por cortaduras que pudieron haber sido provocadas, además de saber que a varios los metían al cuarto oscuro –especie de ropero ubicado en una de las salas del Cendi– cuando se portaban mal. Una constancia médica de un médico especialista en siquiatría, solicita internar a uno de los niños para diagnóstico y tratamiento.

A las dos partes no se les entregó copia del expediente, que consta de 38 páginas y se les citó para el próximo miércoles a las 10 de la mañana.

Nelida de Marcos Prudente, presidenta del Comité de Padres, criticó que la SEG a pesar de comprometerse a regularizar las clases en su totalidad, no lo ha cumplido enviando incluso a personal de intendencia en lugar de educadoras. En otro señalamiento destacó el incumplimiento de los acuerdos, en el que se solicitó que las educadoras abandonen el lugar de trabajo porque “siguen checando y comiendo en el Cendi, tomando una actitud de reto o provocación hacia los padres”.

De Marcos Prudente exigió a las instancias de la SEG revisar la validez de documentos de las educadoras. Madres de familia aseguraron que no se trata de agresión personal contra alguna educadora, sino contra los hechos registrados porque no se puede permitir que haya violencia contra las niñas y los niños, “no es chisme, son situaciones que se han presentado y que deben de ser frenadas”, finalizaron.

Un abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan se mantuvo como observador del proceso de investigación, que continuará la siguiente semana.

 

Fuente: El Sur

Regresan al Cendi 5 de Tlapa las educadoras acusadas de maltrato a los niños, denuncian padres

Los padres de familia del Cendi 05 de esta ciudad denunciaron el incumplimiento de la secretaria de Educación, Silvia Romero Suárez, ya que este martes se presentaron las seis educadoras señaladas de maltrato infantil a la hora de reabrir las instalaciones.

Responsabilizaron a las autoridades educativas de las acciones que emprenderán para que se reconozcan y se hagan valer los derechos de los niños.

Los padres de familia Nélida de Marcos Prudente, Caritino Maldonado y Fredislinda Vázquez Paz, lamentaron que Romero Suárez y el subsecretario de Educación Básica, Raúl Salgado Leyva, no respetaron los acuerdos asentados en la minuta del 30 de enero, donde se acordó la separación temporal de las seis educadoras, la cual fue ratificada por la secretaria el pasado 3 de febrero, luego de que se manifestaran frente al gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Los padres dijeron que este martes 7 de febrero, en que se acordó la reapertura del Cendi, esperaban la separación de las educadoras denunciadas por maltrato físico y psicológico contra los menores que asisten a la institución, para garantizar la seguridad y no poner en riesgo su integridad, pero no fue así.

Comentaron que Romero Suárez no se tomó la molestia de atender este problema, que ella misma provocó al ratificarles a ellos los acuerdos de la minuta del 30 de enero y a los profesores les dijo que quedaban anulados y sólo enviará a funcionarios menores como la supervisora Isis Palacios Gamez, y de educación inicial, María Concepción Arteaga Nava, quienes han sido incapaces de resolver el conflicto, ya que anteponen los derechos laborales y el interés sindical de las educadoras denunciadas, sobre el derecho a la educación de los niños.

Lamentaron que la secretaria de Educación sea parcial y asesore a las maestras denunciadas a través del coordinador de Investigación Laboral y Dictamen, David Monroy Adame, quien saben les dijo a las seis educadoras que no se preocupen, que la investigación sólo se hará como requisito, pero ellas serán reinstaladas en sus puestos.

Responsabilizaron a Silvia Romero Suárez y a Salgado Leyva de las agresiones que sufran los menores en el Cendi, y de las acciones que los padres de familia realicen en los siguientes días, porque la SEG es incompetente para resolver los problemas que se canalizan por las vías legales y pacíficas.

Se quejaron de que la SEG pretenda negociar los derechos de los niños por los derechos sindicales, con el dirigente del sindicato institucional Emiliano Díaz Román, quien defiende a maestras maltratadoras.

Urgieron al gobernador Ángel Aguirre para que sean atendidas sus denuncias y peticiones, que sólo pretenden proteger a sus hijos y apelaron a la sensibilidad de Aguirre Rivero, como calificó a su gobierno en su gira realizada hace unos días en esta ciudad.

(Carmen González Benicio / Tlapa).

 

 

Normalistas encaran a Aguirre en Tlapa con gritos de justicia

Estudiantes normalistas con pancartas persiguen a la secretaria de Educación en el estado, Silvia Romero Suárez, después de entablar un infructuoso diálogo sobre sus demandas, ayer en Tlapa, en el cierre de una gira del gobernador Ángel Aguirre

A gritos, egresados normalistas exigen justicia a Aguirre en un acto en Tlapa

Ante gritos y consignas en contra del gobierno y del gobernador, Ángel Aguirre Rivero convocó ayer a normalistas de Ayotzinapa a acercarse al programa Guerreros por la Alfabetización.

Esto ocurrió durante su visita a Tlapa, en la cual egresados de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa exigieron durante todo el acto justicia para los dos normalistas asesinados el pasado 12 de diciembre y plazas para poder trabajar.

“Las veces que vaya el gobernador a cualquier gira no hay necesidad de que lleguen en tono de protesta, este es un gobierno tolerante, respetuoso, este es un gobierno que respeta la pluralidad política, así que son bienvenidos, compañeros, los invito de verdad a todas mis giras y serán siempre bienvenidos”, expresó el mandatario estatal ante las protestas.

Antes de la llegada del gobernador a la Unidad Deportiva de Tlapa, donde se realizó el cierre de su gira por La Montaña, egresados de la normal de Ayotzinapa se manifestaron con mantas y cartulinas que exigían castigo a los culpables de la muerte de los dos normalistas acribillados el 12 de diciembre, además de solución a sus demandas.

La secretaria de Educación, Silvia Romero Suárez, llegó a la unidad deportiva y tras varios minutos fue abordada por egresados normalistas, manteniendo una plática infructuosa y cargada de risas por parte de la funcionaria.

Los egresados criticaron que el diálogo que aparentemente mantiene el gobierno, hasta el momento ha carecido de respuestas y soluciones.

Los alumnos le preguntaron a Romero Suárez cuántas plazas o afiliaciones entregaría, porque prometió solución a los 31 egresados de Ayotzinapa incumpliendo su palabra.

Dijeron que aunque el 13 de diciembre les dieron una preafiliación, la misma no tiene ningún peso legal.

Por su parte, la secretaría de Educación dijo que no hay negativa a dar plazas, pero que será gradual, e invitó a los normalistas a reunirse con ella el martes en Chilpancingo, lo que fue criticado por los egresados, pues “siempre nos dice lo mismo”.

La actitud de la funcionaria y la falta de resolución del problema por parte de la SEG originaron que los egresados normalistas se ubicaran a un costado de la sede de la entrega de becas, instrumentos musicales, apoyos a la producción, despensas y cobijas, gritándole “asesino” al gobernador, y clamando también “¡12 de diciembre no se olvida!”

Por su parte, las partes en conflicto del Cendi 5 de Tlapa urgieron al diálogo con la secretaría de Educación.

A la llegada de Aguirre Rivero, madres de familia portaban cartulinas exigiendo solución al conflicto, lo que fue mal visto por la secretaria Silvia Romero, quien les recordó que ya habían acordado reunirse.

La secretaria de Educación señaló ya en el discurso del acto que “el gobierno no está dispuesto a dar lo que no tenemos”, en relación a plazas para egresados, y aseveró que “no se vale que haya niños sufriendo por conflictos políticos sindicales”.

Resaltó que se otorgaron recientemente 14 plazas, entre las que se encontraban siete para egresadas de la Escuela Normal Regional de La Montaña (ENRM).

Por parte de la ENRM, un grupo de normalistas separados de los egresados de Ayotzinapa, se manifestó silenciosamente a favor de la entrega de cien por ciento de plazas para egresados, “no buscamos confrontación, demandamos nuestras plazas a través de la vía pacífica”, declaró una de las normalistas de La Montaña respecto al porqué no se unieron a los reclamos de los egresados de Ayotzinapa.

Romero Suárez destacó la entrega simbólica de becas para niñas de escuelas primarias, apoyos para la Escuela de Artes y Oficios con instrumentos completos para una banda, uniformes, un taller de mecánica y una camioneta Urvan para el Instituto Tecnológico Superior de La Montaña, “con lo que se demuestra que Ángel Aguirre está cumpliendo”, aseguró, por lo que fue felicitada por el gobernador.

Al abrir su discurso, mientras los normalistas exigían a través de gritos juicio político al gobernador o al responsable de la muerte de los dos estudiantes normalistas, Aguirre Rivero saludó primero al representante del 93 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano y después a varios políticos y alcaldes que acompañaron la tensa entrega de apoyos.

Aguirre Rivero ratificó que el programa de alfabetización en el estado dará excelentes resultados e hizo referencia por primera vez a los normalistas, al parecer sin saber que eran egresados.

Los invitó a que emprendieran la noble labor de alfabetizar en La Montaña, comparando que en Ayotzinapa hay mejores condiciones que en varias comunidades de la región, por lo que los invitó a subir a la región y alfabetizar en las localidades.

El gobernador anunció para Tlapa el inicio de la obra del libramiento y la creación de la colonia de los Transportistas; en otros puntos aseguró que invertirá un gran presupuesto en los municipios de Cochoapa el Grande y Metlatónoc, mientras las consignas se siguieron escuchando.

De nueva cuenta el gobernador dijo estar de acuerdo con los normalistas, en lo que fue una invitación a frenar las consignas en su contra.

Al concluir el evento, el mandatario abandonó rápidamente el lugar.

Al tomar el reportero fotografías del contexto, incluida una en la que se observa a efectivos del Ejército dialogando con un niño que se acercó a ellos, un militar con rango interrogó con voz fuerte al reportero el porqué de la foto y pidió que fuera borrada.

Del conflicto en el Cendi 5 de Tlapa se conoció que la secretaria de Educación mantuvo durante la tarde reuniones por separado entre las partes en conflicto.

Acordó por un lado con las seis trabajadoras en paro que se separaran del cargo abandonaran el paro, mientras la contraloría investiga el asunto; esa propuesta fue trasmitida también a los padres y se marcó el martes como la fecha en que se revisará de nueva cuenta la situación del Cendi 5.

Fuente: El Sur