Archivo del sitio

Se careó Willy Reyes con su jefe de la policía y dice que éste afirmó que confesó “bajo tortura”

"...nunca le ordené nada".

Jesús Saavedra/Chilpancingo

El alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, se careó la semana pasada con el ex director de Seguridad Pública municipal, Francisco Flores Lorenzo, y dijo que éste se retractó de su primera declaración ministerial porque fue arrancada “bajo tortura” y en donde acusaba al edil priista de ser el autor intelectual del asesinato del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz.

Este jueves, Reyes Ramos informó que el careo con el que fuera su director de Seguridad Pública se realizó en privado el miércoles de la semana pasada.

“Nos careamos el miércoles de la semana pasada, él ratificó que fue torturado, golpeado para arrancarle una confesión escrita que nunca le fue leída, que nunca existió ninguna orden, nunca le ordené nada, declaró todo lo contrario”, dijo el alcalde de Tlapa.

Willy Reyes consideró que con esa diligencia “se reafirma que todo fue montado en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), con el único fin de afectarme y de manchar mi imagen pública por mis aspiraciones políticas”.

Reyes dio a conocer que en la diligencia estuvo acompañado de su abogado Xavier Olea, y que estuvo presente una juez, el Ministerio Público de la PGJE; “el Congreso lo hizo por exhorto y el careo lo realizó un juez, e insisto que en esa diligencia se establece claramente el testimonio de Francisco que a él lo golpearon, lo obligaron a que firmara una declaración que no hizo, que no leyó, está un juicio en marcha en el Congreso del Estado y esperamos a ver qué pasa”, señaló.

Dijo que ahora vendrá “un período de alegatos de las partes, del Congreso, mías y conclusiones, en donde se tendrá que reafirmar que no tuve nada que ver en esto y calculo que en dos meses se concluya finalmente esta lamentable situación por la que estoy pasando”.

El 23 de noviembre la PGJE presentó al secretario de Seguridad Pública del municipio de Tlapa, Francisco Flores Lorenzo, quien habría aceptado en su declaración ministerial que el alcalde de ese lugar, Willy Reyes Ramos, ordenó el asesinato del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz porque le “estorbaba políticamente”.

Ese día Flores Lorenzo fue presentado en el auditorio de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) por el entonces procurador Alberto López Rosas y el subprocurador César de los Santos.

Se informó que Flores Lorenzo fue agente activo de la PIM hasta principios del 2003, cuando abandonó su plaza, y que fue parte del equipo de seguridad de René Juárez durante su período como gobernador.

Desde noviembre está preso en el penal de esta capital, donde se desahoga el juicio penal en su contra por el homicidio de Moisés Villanueva.

En marzo pasado interpuso una demanda penal en la PGR y la PGJE en contra de López Rosas y César de los Santos, a quienes acusa de tortura y fabricación de delitos.

El sur

 

A López Rosas le sucede lo que a mí, dice el alcalde de Tlapa Willy Reyes

Sergio Ferrer/Tlapa

El presidente municipal priísta Willy Reyes Ramos retomó ayer la defensa de su presunta inocencia en el caso del asesinato del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz, por el cual se dirime en el Congreso del estado su desafuero.

Asimismo, aseguró que el hermano de “mi amigo” Villanueva nunca buscó la verdad legal, sino “un posicionamiento político lucrando con la muerte de un ser querido”.

En conferencia de prensa reiteró que al ex procurador Alberto López Rosas le está ocurriendo lo mismo que a él y aseguró tener pruebas contundentes de su inocencia.

Por su parte, Laudencio Villanueva de la Luz dijo en entrevista telefónica que a Reyes “le duele que el PAN me haya designado como candidato” a diputado y dijo que “debería pedir licencia para enfrentar la justicia y no meterse con la familia”.

“Willy como abogado debe saber que el delito de homicidio en agravio de mi hermano se persigue por oficio y no por petición de parte, por ser un delito grave y la Procuraduría ya tiene el caso en sus manos y es la que tiene la obligación de las investigaciones”, respondió e indicó que los familiares han pedido justicia muchas veces a través de la prensa, para que las investigaciones sigan su curso

En conferencia de prensa en el micro auditorio municipal, Reyes Ramos antes de acudir a Chilpancingo señaló que Laudencio Villanueva al no obtener la candidatura por el PRI, pidió la candidatura al quinto distrito en el PAN. “¿Dónde quedó el espíritu verdadero de demostrar la inocencia o culpabilidad de una persona?”, cuestionó.

Respecto a las investigaciones que pesan en su contra, el alcalde aseguró que la Procuraduría General de Justicia del Estado nunca siguió otras líneas de investigación, como una posible de Alcozauca, donde perdiera la vida hace meses el dirigente del PRI en ese municipio y también tío del diputado Villanueva de la Luz.

Recordó que ha aportado 44 pruebas al Congreso y que tiene más por entregar.

Argumentó que si consideran como válido un expediente de 5 mil fojas como el suyo, que no se compara con las 30 mil del caso Ayotzinapa, los diputados podrían darse una idea de la “maquinación judicial” del ex procurador Alberto López Rosas.

Acompañado de su secretario general, Javier Rodríguez, se dijo perseguido político y aseguró que las acciones efectuadas por la PGR contra López Rosas hacen preguntarse ¿a quien o a quienes desvirtuó en el proceso penal del caso Moisés Villanueva contra mí?, y con el caso de Ayotzinapa ¿a quién intentó proteger o desvirtuar para culpar a otra persona?

“El 100 por ciento de circunstancias que le ocurren a él y al subprocurador César de los Santos, al director de averiguaciones previas y a un sinnúmero de personas, es exactamente lo mismo, sin quitarle una coma, de lo que a mí me sucedió”, dijo.

Señaló después que la única diferencia sería en el Congreso al realizar éste una verdadera valoración y análisis que determine su presunta inocencia, porque “no se puede cometer un delito sobre otro delito”.

Reyes Ramos señaló que las acusaciones habían sido orquestadas pero que alguien no tenía idea que trabaja también sábados y domingos, además de contar con testigos y periodistas que estuvieron en un acto en una comunidad el 3 de septiembre a la hora que se señaló se reunió con autores intelectuales del homicidio del diputado. El alcalde calificó de complot las acusaciones en su contra y reiteró que es momento de que por primera vez los familiares del “occiso desaparecido Moisés Villanueva ahora sí retomen por primera vez el análisis de que Willy no ordenó matar a nadie”.

El edil dijo que seguirá en el PRI pero le pidió ser cuidadoso y no actuar sin conocer la información, y rechazó la invitación de acercamiento que hiciera el dirigente municipal del PRI en Tlapa, Enrique Camarillo, de acercarse al partido: “¿ahora sí me invitan, ahora soy necesario en el PRI de Tlapa, porque no escuche una sola expresión de solidaridad a mi persona y ahora sí?”

Su informe de labores será la próxima semana y anunció la inversión de 12 millones de pesos en la construcción de un estadio de basquetbol “único en Guerrero”.

Fuente: El Sur

Insistirán diputados de Guerrero en desafuero de edil de Tlapa

Legisladores de Guerrero anunciaron que reanudarán la petición de desafuero del alcalde de Tlapa, Willy Reyes, por ser señalado como el presunto asesino intelectual del diputado federal del PRI, Moisés Villanueva.

Francisco Torres Miranda, miembro de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso del estado, comentó que la solicitud que hiciera la Procuraduría de Justicia del estado (PJEG) debe continuar, ya que se trata de un trámite de la dependencia.

Insistió que el caso de retraso fue por el cambio del ex procurador, aunado a los diferentes tramites en los que ha estado enfocada la instancia estatal, sin embargo, dijo que no se puede detener más y continuará el Congreso con el procedimiento.

“La ley es muy clara y aunque el alcalde de Tlapa es del PRI, no se puede mezclar lo político con lo jurídico y si hay señalamientos, los diputados tienen que dar cumplimiento a su responsabilidad”, aclaró el legislador local.

En el 2011, la PJEG detuvo a Juan Miguel Martínez Plácido, alias “el Pequeño” quien en sus declaraciones dijo que el presidente municipal de Tlapa, Willy Reyes, pagó 300 mil pesos para asesinar al diputado Villanueva.

Luego de las declaraciones del detenido, el alcalde de Tlapa, Willy Reyes, quedó como presunto autor intelectual del diputado federal número 500 y de su chofer, mismos que fueron privados de la vida el 4 de septiembre del año pasado y posteriormente encontrados sus cuerpos.

Impune, asesinato de diputado

El cuatro de septiembre pasado, cuando el diputado federal 500 Moisés Villanueva de la Luz, acudió a la fiesta de un diputado local de su mismo partido, el PRI, en un centro social de Tlapa, no se imaginó que les rondaba la muerte a él y a su asistente Eric Estrada Vázquez.

Al principio sólo fue un rumor que el legislador federal priísta y su asistente, habían sido levantados a la altura de Huamuxtitlán, municipio del mismo nombre en la región de la Montaña de Tlapa, pero después de 14 días de su desaparición, el 18 de septiembre de este mismo año, él y su chofer fueron encontrados muertos en avanzado estado de descomposición bajo del puente El Encajonado.

El hallazgo de los dos cadáveres como ocurre casi siempre, lo hicieron campesinos que iban a Huamuxtitlán, que es la cabecera municipal del municipio del mismo nombre, mismos que dieron aviso a las autoridades correspondientes, que se trasladaron al lugar y verificaron la existencia de los dos cuerpos, que posteriormente fueron identificados por las señoras Lucía Leyva Rojas y Anhaí Morán Gálvez, esposas de Moisés Villanueva de la Luz y de Eric Estrada Vázquez, respectivamente.

La dirigencia estatal del PRI, encabezada entonces por Efrén Leyva, se apresuró a inculpar al ahora ex secretario de Desarrollo Social (SEDESOL) del gobierno estatal, Sofío Socorro Hernández, que el 17 de este mes, renunció al cargo para buscar ser candidato por el PRD al Senado de la República, quien de inmediato citó a conferencia de prensa para fijar su posición y hasta asistió ese mismo día ante la PGR y la PGJE, para dar su declaración y se declaró inocente porque aseguró que Moisés Villanueva, era su amigo.

Pago por asesinato

El cinco de octubre, la estructura política de Guerrero, se estremeció cuando el entonces titular de la Procuraduría General de Justicia local (PGJE), Alberto López Rosas, dio a conocer la captura de dos presuntos autores materiales del doble crimen, quienes responden a los nombres de Francisco y Antonio Jiménez Chino, éste último fue quien declaró que el alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, les había pagado 300 mil pesos para realizar el trabajo porque el legislador federal priísta “le estorbaba”.

Ese día uno de los asistentes del ahora procurador me dijo al oído: “ahora sí mi jefe se sacó un 10”, pero no contaba con eso de que la política es como la rueda de la fortuna, conforme estás hasta arriba, estás abajo, y de investigador del caso del diputado federal 500 y su asistente, pasó a ser investigado; el destino le jugó una mala jugarreta, fue destituido del cargo de procurador por la balacera que se suscitó el 12 de este mes, en el desalojo de estudiantes de la autopista Cuernavaca-Acapulco, donde murieron dos normalistas.

Antonio Jiménez Chino, uno de los detenidos según dio a conocer en conferencia de prensa el ex procurador Alberto López Rosas, en su declaración señalaron como autor intelectual del doble asesinato al actual alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, quien aparte de pagarles los 300 mil pesos en billetes de 500 pesos, les proporcionó vehículos y les informó que el cuatro de septiembre de este año, el diputado federal 500 estaría en una fiesta en Tlapa.

El 21 y 23 de noviembre, el ahora ex titular de la PGJE, Alberto López Rosas, presentó a Juan Miguel “N” y Francisco Flores Lorenzo, este último, comandante de la Policía Municipal de Tlapa, quienes confirmaron que presuntamente el alcalde de Tlapa, fue quien pagó por privar de la vida a Moisés Villanueva y su asistente Eric Estrada, e incluso el primero de ellos afirmó que el alcalde fue quien directamente le dio los 300 mil pesos, para cometer el doble asesinato.

Al siguiente día, a petición de la viuda Lucía Leyva Rojas, el ahora ex titular de la PGJE, Alberto López Rosas, integró una averiguación previa bajo el número ZAR/02/090/2011, en contra del alcalde tlapaneco, Willy Reyes, como posible autor intelectual del crimen en contra del diputado federal priísta Moisés Villanueva de la Luz y su asistente, pero éste respondió el 10 del mismo mes, acudiendo a la dependencia acompañado de su abogado y dirigentes municipales del PRI, para deslindarse de ser el autor intelectual de la muerte del legislador federal priísta y de su asistente.

Pero en respuesta, el 11 de octubre, el procurador Jurídico y de Atención a Víctimas del Delito, César de los Santos Mendoza, se presentó ante la Oficialía Mayor del Congreso local, para entregar una solicitud de juicio de procedencia en contra del edil de Tlapa, misma que el 24 de noviembre el pleno del Congreso local, lo aprobó y se inició el juicio político para retirarle o no el fuero constitucional al edil de Tlapa, Willy Reyes.

El alcalde por su parte, el siete de diciembre, se presentó ante la Comisión Instructora del órgano Legislativo, acompañado de su abogado y entregó al secretario Técnico de Acuerdos, Gustavo Adolfo Morlet Berdejo, un paquete de pruebas de descargo compuesto de 52 hojas, que incluía fotografías, copias de llamadas a su celular que le hicieron varias personas con las que según convivió y coversó ese día cuatro de septiembre, cuando desapareció el diputado federal 500 y su asistente.

El secretario Técnico le indicó que al siguiente día corría un plazo de 20 días hábiles para que presentara las pruebas que él considerara convenientes, de la misma manera que la PGJE, aparte de que se le respetaría su fuero constitucional. Por su parte el edil tlapaneco solicitó que exhortara al titular de la PGJE que lo dejara de hostigar y que la Comisión Instructora se conduzca conforme a derecho y no por intereses políticos que según lo trata de hacer la PGJE.

Hasta ahora, ni la PGJE ni el alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, han presentado nuevas pruebas de cargo y descargo, aun cuando las viudas han reclamado al gobierno estatal y a los diputados locales en el Congreso local, que agilicen el juicio de desafuero en contra de Willy Reyes, porque según ellas, es el responsable intelectual de la muerte de sus respectivos esposos.

No se cae juicio contra Willy Reyes: procuraduría de Guerrero

El procurador César de los Santos Mendoza advirtió sobre el riesgo de que personas interesadas en desvirtuar las investigaciones pudieran manipular el expediente del caso.

El encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), César de los Santos Mendoza, aseguró que el juicio contra el alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos se mantiene firme y no hay riesgo de que se caiga, como temen familiares del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz, asesinado el pasado 4 de septiembre.

 

De los Santos Mendoza reconoció como naturales las inquietudes de integrantes de la familia Villanueva de la Luz, luego de la renuncia de Alberto López Rosas al cargo de procurador.

 

Laudencio Villanueva advirtió sobre el riesgo de que personas interesadas en desvirtuar las investigaciones, pudieran manipular el expediente del caso y con ello afectar también el juicio de procedencia contra el alcalde Reyes Ramos, a quién las declaraciones de cuatro implicados señalan como autor intelectual del asesinato.

 

En las declaraciones de Antonio Jiménez Chino, Juan Miguel Martínez Placido y el policía Francisco Flores, se indica que el primer edil de Tlapa pagó 300 mil pesos para que se ejecutara el asesinato de diputado Villanueva y su chofer Erick Estrada Vázquez.

 

De los Santos recordó que el juicio de procedencia está en manos de la Comisión Instructora del Congreso local, instancia a la que se entregó los elementos que se requerían para encauzar el juicio y salvo que surgieran otros más, se incorporarán al expediente que ya tienen los diputados locales.

 

En consecuencia, manifestó que el juicio de procedencia instrumentado contra el primer edil no se trastoca con el cambio de procurador, ya que el trabajo se realiza de manera institucional y no está sujeto a la permanencia de las personas.