Archivo del sitio

Asesinan a dos transportistas de unidades pirata en Zapotitlán Tablas

En la  comunidad de Huitztlatzala, municipio de Zapotitlán Tablas asesinaron a dos  transportistas que tenían unidades pirata y sus cuerpos fueron localizados la madrugada de este sábado.
Los occisos son Joaquín Espinoza de Dios de 23 años de edad originario y vecino de Ocotequila municipio de Copanatoyac y Vanny Mejorado Victoriano de 21 años originario y vecino de Copanatoyac que se dedicaban al transporte sin un permiso oficial atendiendo la ruta Copanatoyac-Zapotitlán.?Se menciona que un tercer pasajero salvó la vida.
Los hechos ocurrieron sobre la carretera Copanatoyac a Zapotitlán a la altura del poblado de Huitztlatzala perteneciente a este último municipio y viajaban de Huitztlatzala a Copanatoyac en un coche Tsuru blanco con placas particulares HFM2580 del estado de Guerrero.

Mueren tres en un accidente

En un accidente automovilístico murieron tres personas y una quedó herida cuando transitaban sobre carretera federal Tlapa-Puebla a la altura del  poblado de  Tlalquetzala municipio de Huamuxtitlán.
Según los reportes oficiales, el accidente ocurrió en la mañana de este sábado, alrededor de las 7 cuando un vehículo Nissan de doble cabina verde y redilas blancas quedó debajo de un camión de volteo.
Los pasajeros fueron  trasladados al hospital comunitario de Huamuxtitlán el que sobrevivió dijo que se llama Cornelio Atempa Lorenzo de 17 años de Veracruz. (Carmen González Benicio / Tlapa).

Anuncios

Sustenta la CNDH recomendación contra el general Guillermo Galván

Por primera vez en los cinco años de la guerra antinarco de Felipe Calderón, la CNDH logró documentar un enfrentamiento entre indígenas y elementos del Ejército que cometieron diversos abusos en la comunidad de Xocoapacingo, municipio de Zapotitlán, Tablas, Guerrero.

Aunque el organismo ha procesado en el presente sexenio más de siete mil quejas contra la Sedena, en ninguna de las investigaciones se había corroborado que los afectados confrontaran de manera directa a los militares, con el riesgo de una matanza.

Los detalles de este caso fueron reconstruidos por la Comisión luego de una indagatoria que incluyó inspecciones de campo y distintas entrevistas a víctimas y testigos de lo ocurrido, y que derivó ya en una nueva recomendación en contra del general secretario Guillermo Galván… La Secretaría de la Defensa Nacional se limitó a negar los hechos.

En el expediente se narra cómo alrededor de 500 indígenas, entre pobladores de Xocoapacingo y de localidades vecinas —a las cuales se pidió ayuda— encararon a los soldados, “con objetos que tenían a la mano” para evitar que 10 personas fueran detenidas, algunos ancianos de más de 70 años, tras un operativo de madrugada orquestado para buscar armas en las casas.

Así narra la CNDH lo sucedido entre las 5 y las 11 de la mañana del día 6 de febrero de este año: “Los agraviados solicitaron el apoyo de pueblos vecinos, lograron reunir a mucha gente y entre unos 500 pobladores les dieron alcance a cerca de 40 militares —pertenecientes al 93 Batallón de Infantería de la 35 Zona Militar—, cuando éstos se retiraban de su campamento, donde se dio un enfrentamiento para lograr la liberación de las personas detenidas, quienes ya presentaban golpes y lesiones en diversas partes del cuerpo… Los comuneros reclamaron la acción a los soldados y les dijeron que no iban a permitir que se llevaran a su gente, por lo cual se enfrentaron con los militares con palos y piedras”.

La incursión castrense, que se dio cuando aún las familias descansaban, no sólo comprendió la aprehensión de 10 residentes, también el ingreso a los hogares sin órdenes de cateo, maltratos y amenazas a los habitantes —entre ellos niños y mujeres—, desordenes en los hogares y hasta robos.

“Los militares realizaron disparos al aire y a la gente la sacaron a la fuerza de sus domicilios, golpeándola e insultándola con palabras altisonantes ante la resistencia que oponían, echando sus pertenencias al suelo y sustrayendo todo objeto de valor que encontraban. La irrupción duró aproximadamente una hora”.

Este es uno de los testimonios: “Dormía con mi familia cuando tocaron la puerta, me levanté para abrir… Eran militares, me empujaron y se metieron a la casa sin permiso; uno de ellos llevaba un palo con el que me golpeó en la espalda, mientras que los otros se dirigieron hacia donde estaba mi esposa y mi hijo y los obligaron a ponerse de pie. Uno de los soldados dijo que iban en busca de armas y empezaron a revolver nuestras pertenencias, siempre preguntando: ¿dónde están los rifles?… En un cajón encontraron dinero y se lo llevaron. Les pregunté si tenían orden de cateo y contestaron que eso no importaba, porque ellos eran la autoridad”.

El hombre fue detenido y obligado a caminar hacia la comunidad aledaña de Escalerillas Lagunas Centro: “Me llevaron a un costado de la iglesia, donde había más soldados y también otras dos personas del pueblo… Ahí me obligaron a tomar un arma de las que traían, para fotografiarme”.

Después de la escaramuza con palos y piedras, a la que los efectivos del Ejército (por fortuna) no respondieron con armas de fuego, se accedió a liberar a los retenidos…

Según la CNDH, “la milicia no encontró en poder de ninguna de las personas objetos que los incriminaran en la participación de un delito, por lo que, ante la presión, les indicaron que se podían retirar, pero les manifestaron que no les devolverían el dinero que habían tomado”.

Ante la indiferencia de las autoridades, los indígenas realizaron una manifestación en el zócalo de la ciudad guerrerense de Tlapa de Comonfort para denunciar la irrupción, que sólo fue atendida por organismos defensores de derechos humanos, entre éstos la Comisión Nacional, que acreditó violaciones a la legalidad y a la seguridad jurídica de los pobladores, por lo cual presentará denuncias ante la PGR y la Procuraduría de Justicia Militar.

Fuente: La crónica de hoy

Ejecutan al alcalde priísta de Zapotitlán

Dos sicarios ejecutaron la tarde de ayer al presidente municipal de Zapotitlán Tablas, José Santiago Agustino, en el estacionamiento del mercado Benito Juárez, ubicado a una cuadra de la Central de Autobuses de esta capital. Lee el resto de esta entrada