Jefe del crimen ordenó que mataran a los normalistas que detuvo la policía: Iñaky

Jefe de policía ordenó detener a normalistas, y líder del crimen, que los mataran, dice Iñaky

*El fiscal informó del hallazgo de 28 cuerpos en fosas clandestinas de Pueblo Viejo, pero no se sabe si son los estudiantes desaparecidos; seguirá la búsqueda, indicó.  Dijo que dos sicarios de Guerreros Unidos que están detenidos declararon que dispararon contra los estudiantes el 26 de septiembre, que los bajaron del autobús, que detuvieron a 17, se los llevaron a Pueblo Viejo y los mataron. La línea de la investigación es la delincuencia organizada, insiste

Mariana Labastida

El fiscal general del estado, Iñaky Blanco Cabrera, determinó que los normalistas de Ayotzinapa fueron detenidos el 26 de septiembre por instrucciones del director de Seguridad Pública de Iguala, Francisco Salgado Valladares, y que la orden de llevárselos y matarlos fue de un integrante y líder del grupo delictivo Guerreros Unidos apodado el Chucky.
Iñaky Blanco dio ayer una conferencia de prensa en Acapulco, en la que informó de los avances de las investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) y dio a conocer esas primeras conclusiones de la dependencia estatal.
Señaló que entre los detenidos, un vendedor de narcóticos y un sicario admitieron haber disparado contra los normalistas la noche del viernes 26 de septiembre, que los bajaron del autobús en el que iban “procediendo a asegurar a 17 de ellos, trasladándolos a la parte alta de un cerro en Pueblo Viejo, donde tienen fosas clandestinas, en el que los ultimaron”.
Indicó que en las fosas que fueron localizadas en Pueblo Viejo se encontraron 28 cuerpos “algunos completos y otros fragmentados, los cuales presentan signos de calcinación”. No descartó que los cuerpos sean de normalistas desaparecidos, pero dijo que se sabrá cuando se tengan los resultados de las pruebas forenses con las que se identifique a cada uno de los cadáveres.
A pregunta de un reportero dijo que la búsqueda de los 43 estudiantes desaparecidos continuará, mientras no se tengan esos resultados.
Indicó que se promoverá un juicio de procedencia contra del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, ante el Congreso local para que le quiten el fuero y responda por los señalamientos que le están haciendo.
En la conferencia en la Promotora Turística (Protur), el fiscal informó del cateo de diferentes propiedades del alcalde.
Informó también de la detención de Luis Alberto José Gaspar y Norma Angélica Bruno Román (esposos); el esposo declaró que trabaja como halcón de Guerreros Unidos, para Osiel “n”, vigilando para avisar de la presencia de federales, estatales, ministeriales, marinos y militares en la salida de la carretera de Iguala a Taxco. Dijo que en la averiguación previa FGE/DGCAP/4035/2014, por el delito de delincuencia organizada, se decretó la detención legal de Luis Alberto José Gaspar.
Dentro de dicha investigación se localizó y se detuvo al policía preventivo Honorio Antúnez Osorio, a Martín Alejandro Macedo Barrera (vendedor de narcóticos) y Marco Antonio Ríos Beber (sicario), a los que se les aseguró una pistola 45, con 13 cartuchos útiles, 2 cartuchos calibre .380, dos costalillas y dos bolsas de plástico con “yerba verde y seca con las características propias de la mariguana”, una báscula marca Volke y una mariconera negra, además de tres teléfonos celulares.
Dichos detenidos señalaron trabajar “para el grupo delicuencial denominado Guerreros Unidos e identificaron a 30 policías preventivos municipales como integrantes del mismo, “además, aceptaron haber participado en el tráfico de drogas, secuestros y homicidios”.
Iñaky Blanco dijo que el sábado, Martín Alejandro Maceda y Marco Antonio Ríos dijeron haber participado directamente en el homicidio de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, a los que siguieron desde que llegaron a Iguala a bordo de una camioneta Ram blanca y una Ford Lobo negra, y cerca del centro de la ciudad “accionaron sus armas” contra ellos.
Cuando bajaron los estudiantes del autobús, aseguraron a 17 de ellos “trasladándolos a la parte
alta de un cerro de Pueblo Viejo, donde tienen fosas clandestinas, en el que los ultimaron”.
Los detenidos declararon que “la instrucción de acudir al sitio en que se encontraban los normalistas la dio a quien ubican como el que da las órdenes en la Dirección de Seguridad Pública Municipal, Francisco Salgado Valladares, en tanto la instrucción de llevárselos y ultimarlos la recibieron de un sujeto apodado el Chucky, integrante y líder de los Guerreros Unidos. Dijo que que la Fiscalía realiza acciones de búsqueda y presentación de Salgado Valladares, pero de el Chucky no, pues no conoce su identidad.
Luis Alberto José, Honorio Antúnez, Martín Alejandro Macedo y Marco Antonio Ríos fueron entregados a la Subprocuraduría Especial en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) “en calidad de probables responsables” del homicidio de los estudiantes, y enfatizó: “existen elementos para establecer el involucramiento en los hechos delictivos que se investigan de grupos de la delincuencia organizada, particularmente el conocido como Guerreros Unidos”.

Dos de los detenidos hablaron de las fosas de Pueblo Viejo

El fiscal general indicó que derivado de las declaraciones de dos de los detenidos se tuvo conocimiento del hallazgo de distintas fosas clandestinas en el cerro ubicado en Pueblo Viejo, Iguala. Dijo que para llegar al punto se tiene que caminar aproximadamente 2 kilómetros, en donde se “encontraron un total de 28 cuerpos, algunos completos y otros fragmentados, los cuales presentan signos de calcinación”.
Con base en conclusiones de sus peritos, el fiscal afirmó que sobre una cama de ramas y troncos pusieron los cuerpos de las víctimas las que rociaron con combustible “al parecer diesel, gasolina o petróleo”.
Dijo que se recabarán muestras biológicas para la elaboración del perfil genético y confrontar con los de personas que tengan familiares desaparecidos para establecer la identidad de los mismos, estudios que realizará la Dirección General de Servicios Periciales de la Fiscalía, que solicitó el apoyo del Departamento de ADN, Mapas y perfiles Genéticos de la División Científica de la Policía Federal, como la Coordinación General de los Servicios Periciales de la Procuraduría General de la República. Además de que por acuerdo con representantes de la Normal de Ayotzinapa en los trabajos de identificación participarán “nueve especialistas argentinos encabezados por la antropóloga forense Mercedes Derotti”.
Iñaky Blanco dijo que la identificación de los cuerpos puede llevar de 15 días a dos meses; y queda pendiente que peritos determinen la temporalidad de la muerte.
Dijo que al lugar de las fosas también acudió personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que constató el levantamiento cadavérico y el desarrollo de las necropsias.
Un reportero preguntó si existe la posibilidad de que los cuerpos encontrados en las fosas sean de los normalistas desaparecidos, y el fiscal dijo que “es probable, es una posibilidad” y agregó que se requiere de un soporte técnico científico pericial para determinar si son o no los estudiantes, lo que se podrá establecer con los periciales en materia forense.
Blanco Cabrera indicó que mientras “no se resuelva la identidad de estas personas (los cuerpos hallados en las fosas) continuaremos en la búsqueda de los normalistas”, los 43 que aun se encuentran desaparecidos.
¿Seguirá la búsqueda de los normalistas?, insistió un reportero, y Blanco Cabrera respondió: “tenemos la obligación de hacerlo hasta en tanto no se determine la identidad, reitero, de los cuerpos que se hallaron en las fosas clandestinas”.
De las líneas de investigación del caso, el fiscal dijo que “es simplemente el crimen organizado”, lo que se sigue investigando es el móvil, que hay 29 probables responsables, “señalamientos ante múltiples personas” que hay “aspectos de la investigación que por el momento no se pueden revelar, estamos obligados a guardar la reserva correspondiente, en su oportunidad daremos detalles del contenido de la investigación”.
Blanco Cabrera puntualizó que tienen establecido que fue el director de Seguridad Pública quien dio la instrucción de detener a los estudiantes y que un sujeto apodado el Chucky el que ordena que se los lleven y los ultimen, del porque “es lo que estamos investigando, hay todo tipo de señalamientos en contra del presidente municipal, en contra de otros ex funcionarios de seguridad pública y nos estamos dando a la tarea de ubicar a este director del cual apenas ayer (sábado) tuvimos señalamientos en su contra”. Agregó que el juicio de procedencia para quitar el fuero al alcalde es por los señalamientos en su contra los que siguen investigando, porque igual que otras personas del servicio público incurrieron en la falta de garantizar la integridad física de los normalistas y la población.
Durante su exposición, Blanco Cabrera informó que dado que se desconoce el paradero del alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, así como el del secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, Felipe Flores Velázquez la Fiscalía giró orden de localización y presentación de éstos. Dijo que Flores también dio instrucciones de detener a los normalistas, y es considerado prófugo.
“El 5 de octubre, el agente del Ministerio Público amplió el ejercicio de la acción penal en contra de Felipe Flores Velázquez, Alejandro Tenescalco Mejía y Luis Francisco Martínez Díaz”, supervisor en turno y policía segundo, por probable responsabilidad en la comisión del delito de homicidio calificado en agravio de seis personas, y en contra de los policías municipales, “pero ahora por los cuatro homicidios restantes acontecidos” que son un estudiante, el jugador de futbol David García y Víctor Manuel Lugo Ortiz y de una civil que transitaba por el lugar a bordo de un taxi (Blanca Montiel Sánchez). Los 22 policías detenidos fueron acusados de homicidio de dos de los normalistas.
“En conclusión, de actuaciones se advierte que en los homicidios de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, de las dos personas que viajaban en el autobús del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo y de una civil que transitaba por el lugar a bordo de un taxi, participaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Iguala de la Independencia, vinculados a la delincuencia organizada y sicarios a su servicio, particularmente del grupo conocido como los Guerreros Unidos”.

Formal prisión por homicidio calificado a 22 policías detenidos por el ataque a normalistas

*Demandarán amparo, informa el abogado defensor Gerardo Dirzo

Carlos Moreno A.

A los 22 policías preventivos de Iguala, una mujer entre ellos, acusados de homicidio calificado, se les dictó auto de formal prisión en el Juzgado Primero Penal, mientras que el abogado defensor, Gerardo Dirzo informó que presentará una solicitud de amparo en contra de la formal prisión ante un juez de Distrito.
Entre la noche del viernes 26 y madrugada del 27, en tres ataques distintos perpetrados por policías municipales y hombres armados fueron asesinados tres normalistas, Daniel Solís Gallardo, Julio César Ramírez Nava y Julio César Mondragón Cortez, quien apareció con el rostro desollado a 500 metros del lugar en que fueron atacados; además, el estudiante de secundaria y futbolista de Los Avispones de Chilpancingo, David Josué García Evagelista, el chofer de un autobús, Víctor Manuel Lugo y una mujer que viajaba en un taxi, Blanca Montiel Sánchez.
A las 5 de la tarde fueron citados los abogados defensores de los 22 policías, en el Juzgado Primero Penal, donde el juez, Marco Antonio Ordorica dio su resolución y dictó auto de formal prisión en contra de los agentes policiacos.
Los policías acusados a quienes les notificaron el auto de formal prisión en el juzgado primero son Fernando Delgado Sánchez, Abraham Julián Acevedo Popoca, Alejandro Andrade de la Cruz, Salvador Herrera Román, Raúl Cisneros García, Hugo Hernández Arias, Hugo Salgado Wences y Nicolás Delgado Arellano.
Así como Zulai Marino Rodríguez, Baltazar Martínez Casarrubias, Iván Armando Hurtado Hernández, Juan Luis Hidalgo Pérez, Emilio Torres Quezada, Marco Antonio Ramírez Urvan, Margarita Contreras Castillo, Oswaldo Arturo Vázquez Castillo, Mario Cervantes Contreras, Fausto Bruno Heredia.
También, José Vicencio Flores, Arturo Calvario Villalva, Rubén Alday Marín y Miguel Ángel Hernández Morales.
Consultado brevemente vía telefónica, uno de los abogados defensores, Gerardo Dirzo confirmó el auto de formal prisión en contra de los 22 policías preventivos por el delito de homicidio calificado.
A pesar de que el jueves y viernes el abogado presentó ocho testigos de descargo a favor de 4 de los 22 policías preventivos de Iguala como parte de la pruebas de inocencia, quienes señalaron que tres agentes policiacos no estuvieron en el lugar cuando fue el ataque a los alumnos de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa el 26 de septiembre en la noche y de un cuarto agente fue su día de descanso.
El abogado señaló que presentará una solicitud de amparo en los Juzgado de Distrito en contra del auto de formal prisión de los 22 policías preventivos.
El martes, los 22 policías ratificaron su declaración ministerial, hecha ante el ministerio público en la Fiscalía Regional de Acapulco, el domingo, la cual quedo en los mismos términos, como su declaración preparatoria, donde negaron haber disparado en contra de los alumnos de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, lo cual quedo asentado en el expediente bajo el número 172/2014-I y la averiguación previa HID/SC/02/0993/2014.

Publicado el 6 octubre 2014 en Noticias y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: