Archivo del sitio

Crece el descontento de perredistas con el candidato a alcalde de Xalpatláhuac

Leonardo Manzano Vega

Sergio Ferrer/Xalpatláhuac

Telesforo Aguilar Villanueva, ex precandidato a la alcaldía de Xalpatláhuac por el PRD, advirtió que no apoyará a Brígido Lorenzo de Jesús, candidato electo, por las irregularidades cometidas al viejo estilo priísta.

En un contexto en el cual han surgido descontentos ante imposiciones de candidatos, Aguilar Villanueva recriminó que en la asamblea comunitaria realizada en dos sedes, Xalpatláhuac e Igualita, fue obvia la compra de votos por parte de gente de Lorenzo de Jesús.

Se conoció que también el candidato a la presidencia de Tlapa, Leonardo Manzano Vega, acudió a las asambleas junto con gente de Víctor Aguirre Alcaide.

La operación que dejó fuera a líderes mixtecos ha resultado en ofrecimientos de la candidatura por otros partidos políticos para Aguilar Villanueva, quien aseguró que analiza la posibilidad aunque también podría aplicarse el voto de castigo al PRD, dijo en declaraciones a la prensa.

Inconformidad generalizada

La semana pasada, cinco aspirantes a la candidatura del Partido de la Revolución Democrática (PRD) manifestaron su inconformidad con el desarrollo de las elecciones del pasado 25 de marzo, en las que salió favorecido el precandidato de la UIG, Brígido Lorenzo de Jesús, por lo que exigieron la anulación de las mismas, urgiendo al aspirante se una a esta petición.

Mediante las imágenes de un video de las elecciones en Igualita, se detectó a personas con boletas en mano cuando aún no era su turno.

Se denunció que se compraron los votos arriba de mil pesos, ante lo cual llamaron a la dirigencia estatal y nacional a vigilar la verdadera democracia en vías del respaldo a Andrés Manuel López Obrador.

Los aspirantes que fueron descartados fueron: Pedro Gálvez Candia, afín a Grupo Guerrero, Pablo Víctor Ureiro Díaz, Roberto Ángel García, Bertano Gálvez López y Telesforo Aguilar Villanueva.

Ureiro Díaz incluso formó parte del grupo de perredistas que tomaron la sede en la que sesionarían los consejeros del PRD.

En aquel momento, Bertano Gálvez recriminó que la elección haya sido de priístas reaccionarios, como en los tiempos fuertes de ese partido, y responsabilizó a Víctor Aguirre porque “ganó el dinero y no el proyecto del perredismo de izquierda”.

El originario de Amatitlán tachó de indignante lo sucedido el 25 de marzo y solicitó al Comité Ejecutivo Estatal del PRD tomar cartas en el asunto instaurando una nueva elección en la que se demuestre la democracia perredista y no la imposición, pues “no queremos el regreso al dedazo, es triste ver el acarreo de gente sufriendo bajo el sol, que escuche derechos humanos”.

Los aspirantes indígenas advirtieron que el partido sería derrotado al colocar a un candidato débil y priísta en Xalpatláhuac. Brígido Lorenzo de Jesús compitió hace seis años por la alcaldía con el PRI y hace tres por Nueva Alianza.

Roberto Ángel comunicó su deseo patente de dar a conocer a la opinión pública que la elección interna del PRD en Xalpatláhuac fue realmente de los priístas, por lo cual pidió a líderes de ese partido ser más cuidadosos de sus principios.

“Es algo que desmoraliza, resulta necesario que el PRD voltee los ojos a uno de los municipios de mayor marginación, donde la mayoría son pobres, el pueblo no está para este tipo de acciones”, y reiteró que están unidos para impugnar los resultados.

Pablo Ureiro calificó como un acto de descomposición social lo sucedido el 25 de marzo y aseguró que el PRD está dejando de ser una opción para el pueblo, “recuerdo el 5 de mayo de 1989, cuando con entusiasmo y algarabía fundó el partido Cuauhtémoc Cárdenas y Muñoz Ledo”, contrastando el hecho con estos momentos en que “la putrefacción llega del lado del priísmo como muestra de una farsa en la que intervino Aguirre Alcaide”.

Ureiro precisó que el PRD llamó a toda la ciudadanía a participar en el proyecto de López Obrador, pero “no a la compra de votos.

El perredista aseguró que campesinos fueron engañados con dinero fácil, corrompiendo su dignidad con dos mil pesos a cambio de un voto, “¿qué explicación tiene la dirigencia estatal y nacional de estos hechos?”, preguntó.

En tanto, perredistas de Alpoyeca y Huamuxtitlán eligieron a sus candidatos a la alcaldía sin aparente protesta.

El Sur