Archivo del sitio

“Justicia divina” lo sucedido a López Rosas por normalistas: alcalde de Tlapa

Willy Reyes Ramos aseveró que ahora el ex procurador de justicia de Guerrero debe saber lo que es vivir un señalamiento injustificadamente “recuerdo que él decía que yo solamente me defendía en los medios de comunicación, pero ahora es lo que él hace”.

WILLY REYES RAMOS, EN SU REAPARICIÓN EN CHILPANCINGO, ASEGURA QUE SU SALUD ESTÁ MUY DETERIORADA.

Guerrero • Para el alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, sobre el ex procurador de justicia de Guerrero, Alberto López Rosas está cayendo algo que puede considerarse como justicia divina, por las complicaciones que le ha provocado el asesinato de dos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Con un corte de pelo completamente a rape, rostro maltrecho por un padecimiento que asegura forzó su hospitalización hace varios días, el primer edil se dejó ver en Chilpancingo la mañana del viernes, entre otras cosas para anunciar la presentación por de una demanda por daño moral, la que alcanzará al ex fiscal guerrerense.

De momento no tiene aspiraciones políticas, asume que ya se fue la oportunidad de contender por la diputación federal del V distrito abanderando al PRI y descarta ir por un distrito local, ya que sobre sus espaldas pesa la acusación de que financió el atentado que costó la vida al diputado Moisés Villanueva de la Luz.

A un mes de que se registrara la renuncia del abogado Alberto López Rosas al cargo de procurador de justicia en el estado, Reyes Ramos asegura que le está pasando prácticamente lo mismo que a él.

“Eso se llama justicia divina, porque está viviendo en carne propia algo que yo viví pero a manos de él; es exactamente lo mismo, que no lo dejaron declarar, que lo imputaron supuestamente de una manera irresponsable, que se defiende a otras personas”, indicó.

Aseveró que ahora López Rosas debe saber lo que representa vivir un señalamiento injustificadamente, luego dijo que espera una actitud diferente del nuevo encargado de despacho de la PGJ.

“Recuerdo que él decía que yo solamente me defendía en los medios de comunicación, pero ahora es lo que él hace con sus conferencias de prensa para acusar a la Policía Federal de desalojo de los estudiantes”.

Sin embargo estableció que hay diferencias muy claras entre su situación y la del ex procurador: “Yo si pasé a prueba del detector de mentiras, el no pasó las pruebas de confianza, yo si tengo calidad moral y el no. Se le olvidó que con la vara que mides también puedes ser medido”.

Paréntesis en la carrera política

Comentó que hasta antes de que se le adjudicara la autoría intelectual de la ejecución sufrida por el diputado Moisés Villanueva de la Luz y su chofer, era indiscutible que la candidatura del PRI a la diputación federal del V distrito electoral sería para él.

“Ahora el PRI tendrá que buscar otro candidato, yo tendré que hacer un paréntesis en mi carrera política, voy a terminar a tambor batiente y me sentaré un rato a descansar, pero de una vez les digo que dentro de tres años me volverán a ver en las boletas electorales”, anotó.

Apuntó que en los comicios de 2015 volverá a contender por la alcaldía de Tlapa, con la intención de encauzar algunos proyectos que no pudo impulsar durante la gestión que actualmente encabeza.

Aseguró que hay partidos diferentes al PRI que le han planteado que los abandere en el distrito federal V, pero manifestó que se mantendrá en las filas del PRI, ya que es el que le ha dado las oportunidades más importantes de su carrera.

Contender en estos momentos por un cargo de elección popular, dijo que no sería prudente, ya que todavía carga a cuestas el peso de la acusación que le adjudicó la PGJ en tiempos de Alberto López Rosas.

“Quizá podría ganar una elección, per sería señalado como el diputado que carga con la culpa impuesta por el asesinato del diputado Villanueva de la Luz, yo no tengo que cargar con eso”, apuntó.

Demanda por daño moral

Willy Reyes anticipó que va a presentar una demanda por daño moral en contra de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), a partir de que las imputaciones que se le hicieron provocaron complicaciones en su salud.

“La verdad es que palo dado ni Dios lo quita, no puedo cuantificar el daño político que me provocaron, los malestares que enfrente y las acusaciones para mi familia. A nivel internacional ya me conocen como autor intelectual de un crimen de algo muy vergonzoso y del que soy completamente ajeno”, aseveró.

La demanda irá canalizada contra la PGJ como institución, además del ex procurador Alberto López Rosas, ya que asegura, tiene responsabilidades jurídicas por la manera en que lo acusó.

Fuente: Milenio