Archivo del sitio

Se careó Willy Reyes con su jefe de la policía y dice que éste afirmó que confesó “bajo tortura”

"...nunca le ordené nada".

Jesús Saavedra/Chilpancingo

El alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, se careó la semana pasada con el ex director de Seguridad Pública municipal, Francisco Flores Lorenzo, y dijo que éste se retractó de su primera declaración ministerial porque fue arrancada “bajo tortura” y en donde acusaba al edil priista de ser el autor intelectual del asesinato del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz.

Este jueves, Reyes Ramos informó que el careo con el que fuera su director de Seguridad Pública se realizó en privado el miércoles de la semana pasada.

“Nos careamos el miércoles de la semana pasada, él ratificó que fue torturado, golpeado para arrancarle una confesión escrita que nunca le fue leída, que nunca existió ninguna orden, nunca le ordené nada, declaró todo lo contrario”, dijo el alcalde de Tlapa.

Willy Reyes consideró que con esa diligencia “se reafirma que todo fue montado en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), con el único fin de afectarme y de manchar mi imagen pública por mis aspiraciones políticas”.

Reyes dio a conocer que en la diligencia estuvo acompañado de su abogado Xavier Olea, y que estuvo presente una juez, el Ministerio Público de la PGJE; “el Congreso lo hizo por exhorto y el careo lo realizó un juez, e insisto que en esa diligencia se establece claramente el testimonio de Francisco que a él lo golpearon, lo obligaron a que firmara una declaración que no hizo, que no leyó, está un juicio en marcha en el Congreso del Estado y esperamos a ver qué pasa”, señaló.

Dijo que ahora vendrá “un período de alegatos de las partes, del Congreso, mías y conclusiones, en donde se tendrá que reafirmar que no tuve nada que ver en esto y calculo que en dos meses se concluya finalmente esta lamentable situación por la que estoy pasando”.

El 23 de noviembre la PGJE presentó al secretario de Seguridad Pública del municipio de Tlapa, Francisco Flores Lorenzo, quien habría aceptado en su declaración ministerial que el alcalde de ese lugar, Willy Reyes Ramos, ordenó el asesinato del diputado federal Moisés Villanueva de la Luz porque le “estorbaba políticamente”.

Ese día Flores Lorenzo fue presentado en el auditorio de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) por el entonces procurador Alberto López Rosas y el subprocurador César de los Santos.

Se informó que Flores Lorenzo fue agente activo de la PIM hasta principios del 2003, cuando abandonó su plaza, y que fue parte del equipo de seguridad de René Juárez durante su período como gobernador.

Desde noviembre está preso en el penal de esta capital, donde se desahoga el juicio penal en su contra por el homicidio de Moisés Villanueva.

En marzo pasado interpuso una demanda penal en la PGR y la PGJE en contra de López Rosas y César de los Santos, a quienes acusa de tortura y fabricación de delitos.

El sur