Archivo del sitio

Demanda Tlachinollan que se investigue con perspectiva de género el caso de la niña raptada

El Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan pidió a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) considerar el protocolo emitido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para las investigaciones de casos de mujeres indígenas víctimas de violaciones sexuales, en el caso de la niña ñuu savi raptada en Lomazoyatl, municipio de Alcozauca y violada por un nombre de 30 años.

Este sábado la Policía Investigadora Ministerial (PIM) detuvo a Mario Bautista Cázares y localizó a la niña Patricia Campos Muñoz en el bario de Cuba en Tlapa, quien fue raptada el 7 de febrero cuando iba a la Telesecundaria en su comunidad.

La abogada de Tlachinollan, Neil Arias Vitinio pidió que se integren correctamente los términos de un dictamen sicológico con perspectiva de género para que al agresor se le dicte formal prisión.

Recordó que existen antecedentes de víctimas de violencia, en cuyos dictámenes sicológicos fueron calificadas con daños leves o nulos, lo que demeritó las acusaciones contra los violadores.

En el caso de Patricia Muñoz de 14 años, Arias Vitinio dijo que en el análisis médico se comprobó que existió agresión sexual desde el día que fue raptada y que la niña presenta severas afectaciones.

“De mujeres indígenas agredidas, los peritos en ocasiones suelen decir que no presentan daño emocional lo que puede ser usado a favor del atacante siendo más posible su libertad”, explicó Arias Vitinio y remarcó la necesidad de que cuenten con traductoras o intérpretes que auxilien a la Procuraduría.

También destacó que al personal del área de sicología en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar le falta perspectiva de género, “no les creen, las cuestionan y es necesario confiar en las mujeres, que exista una comunicación correcta y detallada cuando las afectadas no hablan o comprenden totalmente el español”.

Mario Bautista Cázares, responderá a los cargos de violación y trata de personas, agravándose el cargo al ser menor de edad la niña agredida y ejecutarse el abuso con violencia. Además se hablaría de la corresponsabilidad de Francisco Librado, cuñado del sujeto que en su declaración aseguró que Bautista Cázares y la niña se habían ido a Cuautla y demás probables implicados.

Tlachinollan asegura que existen elementos para que el Juez de Primera Instancia en materia penal dicte auto de formal prisión contra Mario Bautista, porque a la niña se la llevaron contra su voluntad y conoció al sujeto hasta el momento que la subieron al vehículo.

Con la persistencia de vecinos preocupados por el paradero de Patricia, raptada en su comunidad Lomazoyatl municipio de Alcozauca, que investigaron a familiares de los involucrados, la PIM capturó el sábado al Mario Bautista en el barrio de Cuba en Tlapa.

Arias Vitinio, apuntó que la niña es tímida y se siente triste al estar frente a una situación difícil y ante el pueblo. A Tlachinollan le preocupa la vulnerabilidad de las niñas indígenas que son presa fácil de raptos cuando los padres migran (como el caso de Patricia cuyo padre se fue a Estados Unidos), porque en ocasiones camina varios kilometros para llegar a sus escuelas, existiendo casos de raptos o agresiones sexuales por lo que conminó a la Secretaría de la Mujer para que dé atención al problema y se revierta.

Además, marcó como prioridad que esta instancia en coadyuvancia con otras, brinde atención integral a las mujeres víctimas de violencia para que puedan reincorporarse a su vida, a su familia, o al ambiente escolar apoyados por terapias y las atenciones necesarias.

El Sur

 

Parientes, no policías, hallaron a la niña raptada en Alcozauca

Debido a que fue violada, el caso se consignará por trata y violación

La abogada del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Neil Arias, y familiares de la niña raptada en Alcozauca negaron que las “labores de inteligencia” de la Policía Investigadora Ministerial hayan servido para localizar y rescatarla, sino que fue “la búsqueda incansable” de sus parientes lo que permitió encontrarla.

Además, la abogada de Tlachinollan aseguró que la niña fue violada por uno de sus captores, por lo que el caso se consignará por los delitos de trata de personas y violación sexual.

En entrevista telefónica, Neil Arias detalló que la mañana del sábado la menor fue rescatada por la Policía Ministerial, luego de que los mismos familiares dieran con el lugar donde estaba secuestrada.

La víctima, explicó la abogada, todo el tiempo estuvo en Tlapa, en la casa de los familiares de Mario Bautista Cázares, uno de los que la tenían secuestrada y quien la violó todo el tiempo.

Detalló que Mario Bautista está detenido; sin embargo, Francisco Librado, no, pues “él sólo declaró como inculpado”.

La abogada de Tlachinollan consideró “preocupante” la forma en que se logró el rescate, pues indicó que los propios familiares investigaron para dar con la niña, y sólo cuando ubicaron el lugar intervino la Policía Ministerial para la captura de los responsables.

Detalló que a los familiares les decían que a la niña la veían por Tlapa, luego por un pueblo llamado Cuautipan, de donde es Francisco Librado, por lo que los mismos familiares emprendieron la búsqueda y, “después de varios días, se percataron de que en un lugar salían y entraban las mismas personas, por lo que se quedaron vigilando todo el día, y cuando se dieron cuenta que ahí tienen a la niña, entonces los familiares llaman a la Policía Ministerial para que lleguen y rescaten a la menor”.

Finalmente, la abogada pidió a la PGJE que se haga la investigación del caso con mucho cuidado y perspectiva de género, pues en estas situaciones las víctimas están muy afectadas por lo vivido.

Asimismo, pidió aplicar la recomendación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coidh) con la indígena me’phaa, Inés Fernández, cuando fue violada por militares, “ya que se tratan de casos de violación sexual similares a los que sufrieron Valentina Rosendo e Inés Fernández, por tratarse de mujeres indígenas”, destacó.

La policía no buscó: familiares

Entrevistado por teléfono, Abel Campos, pariente de la víctima, dijo que la Policía Ministerial no buscó a la niña, que todo el trabajo lo hicieron los familiares.

“Recorrimos varios pueblos de Tlapa, donde nos decían que podía estar o donde nos decían que la habían visto; fuimos a buscar a los familiares de Mario Bautista, quien era uno que la tenían, para pedirles que nos dijeran dónde la tenían”, detalló.

Finalmente la localizaron; “entonces llamamos a la Policía Ministerial”, reprochó.