Archivo del sitio

A un mes de paro, piden trabajadores del Tecnológico de La Montaña audiencia con el gobernador Aguirre

A un mes del paro de labores indefinido y la toma de las instalaciones del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) los académicos, administrativos y estudiantes se quejaron de la indiferencia de las autoridades estatales por atender el conflicto laboral-estudiantil.

Los trabajadores del Tecnológico y alumnado colocaron mantas en distintos puntos de la ciudad para exigir cuotas bajas, comedor y casa de estudiante, firma del contrato colectivo y una audiencia con el gobernador, Ángel Aguirre Rivero.

En entrevista, profesores que resguardan las instalaciones del ITSM, donde permanecen en paro indefinido desde el 28 de noviembre, exigieron al gobernador Ángel Aguirre Rivero que los atienda personalmente ya que las autoridades de Educación, del Trabajo y de Asuntos Políticos que designó resultaron incompetentes y con falta de voluntad.

El profesor Javier Tapia Aguilar dijo que la falta de atención de las autoridades estatales al conflicto afecta a más de mil alumnos na savi, me´phaa, nahuas y mestizos que acuden a la sede en Tlapa y en las extensiones de Olinalá e Iliatenco.

Tapia Aguilar detalló que los alumnos exigen bajas cuotas en la inscripción y reinscripción y por los módulos de inglés, ya que son muy altas para la población estudiantil que proviene de los municipios con bajo índice de desarrollo; así como becas, la construcción de una casa del estudiante y un comedor estudiantil ante las precarias condiciones económicas de los estudiantes y la edificación de las instalaciones de la extensión en el municipio de Iliatenco.

Por su parte, Fredislinda Vázquez Paz explicó que los problemas en el Tecnológico iniciaron por la exigencia de mejoras laborales y abusos del ex director, Saúl Apreza Patrón quien contrató a familiares y aumentó la nómina con trabajadores de confianza, permitió y generó hostigamientos con cambios de categorías, despidos y no recontratación de personal.

Agregó que Apreza Patrón en su dos periodos (ocho años) los mantuvo en condiciones laborales contra la ley, pese a que el tecnológico tiene ingresos propios y no sólo depende del presupuesto estatal y federal; ante la falta de atención optaron por la creación del Sindicato Independiente de Trabajadores del Instituto Tecnológico Superior de La Montaña y su Extensiones (SITITSME), que después de dos años logró su registro ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, el 11 de agosto de 2011.

Ante eso decidieron emplazar a huelga el 7 de septiembre a las autoridades del Tecnológico para la firma del contrato colectivo, pero no se concretó por el contubernio entre Apreza Patrón y la Junta de Conciliación de Arbitraje que les negó la defensa de su contrato y el reconocimiento de su sindicato al negarles, el 25 de noviembre, en la audiencia de advenimiento que dieran sus argumentos y sólo escucharon los de Apreza Patrón, la parte patronal.

Relató que desde ese momento iniciaron el acercamiento con las autoridades estatales para la atención de su conflicto, pero sin tener soluciones a un mes de hacer público su paro laboral indefinido y mantener tomadas las instalaciones del Tecnológico con el respaldo de padres de familia y alumnado.

Por lo que esperan una respuesta a su petición que es la firma del contrato colectivo, que ni siquiera ha sido revisado por las autoridades educativas.

 

Carmen González Benicio

Tlapa