Procesión del Señor del Nicho

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Carmen González Benicio / Tlapa

En los tapetes que se hacen de aserrín pintando para la  procesión anual católica de El Señor del Nicho se escribieron frases mezcladas con imágenes religiosas que pedían “Señor del Nicho Paz para Guerrero”, “Ruega por tus 43 hijos que hacen falta”, “Líbranos del mal gobierno que mata y desaparece estudiantes” y “rescata con vida a los 43 normalistas”.

Los tapetes de aserrín pintado con diversos colores, de flores, estrellas, cuadros, imágenes de la Virgen de Guadalupe, de cruces y cristos  fueron presentados al Señor del Nicho durante su recorrido.

Los tapetes en que consignaron el tema de los normalistas fueron en la calle Matamoros en que rogaban por los 43 hijos que hacían falta y fueron acompañados por una imagen de un cristo, ahí soltaron globos al aire; los otros tres fueron en la calle Mina, en uno se pidió paz para el estado; metros adelante frente al Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan fue la imagen de una persona alzando los brazos en protesta y otra en el suelo con colores en rojo que simulaban la sangre y pidieron al Señor del Nicho librar  del mal gobierno que mata y desaparece estudiantes.

Más adelante resaltó la petición de que se rescate con vida a los 43 normalistas acompañado de figuras de personas alzando los brazos.

Algunas personas “de fe” se colocaron en fila para que la imagen pasara sobre ellos y les ayudara en sus enfermedades o problemas.

En la procesión participaron los sacerdotes como el de Xalpatláhuac, Mario Campos y el obispo de la diócesis, Dagoberto Sosa Arriaga quienes iban al frente de la imagen.

Estuvieron danzantes de la ciudad de México, los estandartes de los diversos grupos como los radicados en Estados Unidos, de comunidades de otros municipios en específico las nahuas, danza de la mona. Sigue leyendo

Niñas nauas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Foto: Antonia Ramírez / Ocotequila, Copanatoyac. 15 de octubre de 2014.

Indígenas nauas recolectan kiajxochitl (flores de pericón) en el campo para venderlo a la ciudad comercial de Tlapa.

Instituto Tecnológico Superior de La Montaña Marcha en Tlapa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Carmen González Benicio

Tlapa

El Instituto Tecnológico Superior de La Montaña (ITSM) realizó una jornada de información y concientización en sus aulas sobre el asesinato de las seis personas el pasado 26 de octubre en Iguala y después marcharon al zócalo con la incorporación de estudiantes de la Normal Regional y la licenciatura en Desarrollo Comunitario Integral de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), sumaron cerca de mil estudiantes.

Los alumnos del Tecnológico son los más numerosos pues el plantel en esta ciudad alberga más de mil estudiantes de pueblos me´phaa, na savi, náhuatl y mestizos quienes  se distinguían por no participar en actividades sociales aunque en esta ocasión salieron a las calles a decir “Ayotzi aguanta el Tec te levanta”.

De acuerdo a unos profesores fue la información sobre los hechos lo que motivó a los alumnos, pues en su jornada  estuvieron  alumnos  y profesores de la Normal Regional de La Montaña; profesores que hablaron sobre el Plan de Estudios del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y sus modificaciones  y del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) en que los jóvenes estudiantes preguntaron dudas sobre los acontecimientos.

Aunque la motivación más fuerte para los alumnos del Tecnológico fueron los padres  de Magdaleno Rubén Lauro Villegas, alumno de primer año de la Normal de Ayotzinapa, ahora desaparecido.

Sus padres de la comunidad Tlatzala del municipio de Tlapa, Francisco Lauro Villegas y Juliana Flores llegaron ante los cientos de estudiantes a contarles la angustia de no saber de su hijo, de tener que viajar de manera continua a Tixtla o donde los llamen para identificar cuerpos.

Contaron que son campesinos y no les alcanza para pagar su traslado y que ese fue uno de los motivos por el cual su hijo acudió a Ayozinapa porque ellos ya no tenían para ayudarle.

Su madre, Juliana, no habló mucho porque se soltó en llanto e invitó a los estudiantes a que se cuidaran porque ahora se podía matar o desaparecer a cualquiera “era un muchacho y ahora no sé dónde está”, dijo y enfatizó que se cuidaran porque se corrían peligro.

Las lágrimas de la indígena nahua repercutieron en los jóvenes que la escucharon.

También se habló de que no podían estar pasivos y acostumbrarse a ver que un día aparecía un muerto, al otro se hablara de un secuestro o la desaparición de una persona y no hacer nada, como la reciente difusión de la desaparición de una joven de 16 años.

Recordaron que hace meses uno de los estudiantes del Tecnológico de la carrera de Ingeniería fue reportado como desaparecido y meses después su cuerpo fue encontrado en una fosa sobre la carretera a Metlatónoc “y no hicimos nada”, mencionaron.

Participaron las más de cinco licenciaturas que tienen esta institución en la ciudad.

Se vio una movilización fuerte, de exigencia de los jóvenes que gritaban consignas con fuerza y exigiendo la presentación con vida de los  43 normalistas y castigo a los responsables. Mostraron su descontento contra los gobernantes al retirar a su paso propaganda política del senador Sofío Ramírez Hernández  y de Cuauhtémoc Sandoval, aunque está última fue el menos  ya que fue reforzada  con clavos en las paredes que las colocaron.

Los de la LDCI de la UPN manejaron que a pesar de la embestida gubernamental contra los normalistas y profesores de la CETEG la inconformidad popular crece día a día a grado tal que cobra  fuerza el clamor de solicitar la desaparición de poderes en el estado por ingobernabilidad y por falta de garantías para proteger la vida de las personas por lo que sus consignas  fueron: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! ¡Cárcel para los asesinos de los tres estudiantes normalistas de Ayotzinapa! ¡Renuncia inmediata del Gobernador de Guerrero!

Grupos de la Normal iniciaron tomas de las tiendas comerciales de Super Che y Aurrera como a a las nueve de la mañana y se sumaron, cerca de las tres de la tarde, a la marcha cuando pasó por el lugar. En ese tiempo que mantuvieron los  centros comerciales  invitaron a la ciudadanía a que realice sus compras en el mercado central o con la gente de la región.

Conforme se acercaba la marcha al zócalo se percibió que varios locales cerraron sus puertas, cosa poco común al paso de manifestaciones, al preguntarles porque hacían eso dijeron que lo hicieron porque personal del ayuntamiento pasó a decirles que los estudiantes iban  haciendo desmanes “vienen destrozando todo, vandalizando mejor cierren”, comentaron que les dijo.

De los 43 estudiantes desaparecidos de La Montaña son ocho cuatro de la comunidad de Zumpango del municipio de Olinalá; uno de la Unión de la Peras y  uno de Paraje Montero del municipio de Malinaltepec y otro de Montealegre de Acatepec.

Al llegar al zócalo, el ayuntamiento estaba cerrado y los profesores del Tecnológico no permitieron a los alumnos subirse al pasillo para evitar algún tipo de incidente con el inmueble. El acto fue breve colocaron un moño negro sobre el busto de Vicente Guerrero, pidieron justicia y aparición de los 43 normalistas  para luego retirarse ya que este jueves prevén más acciones.